Propiedades medicinales carquesia fina

remedios caseros para la tos

Laxante. Diurético.

La carquesia fina, Genistella sagittata, es un tipo de planta similar a la carquesia común, que también se puede encontrar a lo largo de la península ibérica. Guarda una gran similitud en aspecto con ésta otra planta, con la diferencia de que su textura es más fina (tal cuál como el nombre lo sugiere).

Es una planta que carece de hojas, en su lugar cuenta con un tallo con aspecto articulado el cual realiza la función de las hojas.

Las flores son de color amarillo intenso, y se organizan en ramilletes en las terminaciones de las ramas (no todas las ramas poseen flores).

Se le suele encontrar en zonas montañosas, con suelos ricos en sílice; praderas o también matorrales.

Su floración se da entre los meses de abril y julio, durante esta misma temporada se realiza la colecta de las flores las cuales se usan para propósitos medicinales. Basta con arrancar las flores ya que el resto de la planta puede seguir creciendo y no se le da ningún uso al resto de la hierba.

Las flores se secan a la sombra y después se almacenan en recipientes herméticos para así poder preservar sus propiedades.

Propiedades terapéuticas

Se trata de una planta que se conoce poco, debido tanto a la gran variedad de subespecies como a los pocos estudios serios que se han hecho al respecto. La mayoría de las propiedades que se le atribuyen son debido a la experiencia empírica.

Las flores poseen propiedades laxantes y diuréticas. Su uso moderado puede ayudar a depurar el cuerpo, librarse de problemas de estreñimiento y contrarrestar la acumulación de líquidos.

Al igual que otras variedades de carquesia, la semilla posee propiedades vomitivas y se debe de tener cuidado con ello; por lo demás la planta no representa riesgo alguno.

En Portugal se preparan tés de carquesia para aliviar los malestares de la tos y otros problemas respiratorios.

Modo de uso

  • Infusión. Se prepara a partir de las flores, se emplean hasta 30 gramos de flores por cada 1/4 L de agua. Se pueden añadir otras hierbas con propiedades afines para contrarrestar la tosa. Se toman hasta dos tazas al día después de las comidas.