Propiedades curativas del Abedul

abedul

Nombre: Abedul (Betula verrucosa)

Antiséptico. Diurético. Astringente

Es un árbol muy antiguo, pero sus propiedades curativas le fueron atribuidas recién en el siglo XII.

Este árbol se puede encontrar en casi todo el norte de España. Su corteza es de un color blanco parecido al plateado y puede alcanzar hasta 30 metros de altura.

hojas de abedul

El Abedul posee tanto flores femeninas como masculinas, las cuales están bien diferenciadas. Las flores aparecen antes que las hojas, y las masculinas luego de cumplir su finción polinizadora caen al suelo, mientras que las flores femeninas permanecen para luego formar los frutos.

Se utiliza casi en su totalidad: hojas, flores, la savia, la yema y la corteza de las ramas jóvenes.

Propiedades curativas

De las hojas:

  • Antifebril
  • Diurética, siendo útil para afecciones como cistitis, pielonefritis, litiasis, oliguria e hidropesía

De la esencia:

  • Actúa como antiséptico y cicatrizante, por lo que es muy útil para ciertas infecciones

De la corteza:

  • Es astringente y colerética, por lo que sirve para disquinesias biliares

De la savia:

  • Diurética
  • Antirreumática, muy útil en procesos de gota y reumatismo.

 

Infusión de las hojas: Añadir 35 gramos de hojas a un litro de agua, dejándolas en contacto con el agua hervida y fuera del fuego durante diez minutos; al alcanzar los 40ºC añadir un gramo de bicarbonato sódico, aumentando así su efectividad.

Dosis: Se pueden tomar hasta 3 tazas por días.

Recuerden que antes de ingerir cualquier planta medicinal se debe consultar con un especialista.