Propiedades de la moringa

Árbol de Moringa

Suplemento alimenticio. Antibiótico. Antiinflamatorio.

Se conoce con el nombre de moringa al género de plantas Moringaceae proveniente de la India. El género está compuesto por trece especies de las cuales la Moringa oleífera es la más conocida. El árbol pasó a llamar la atención en la década de los 70s cuando el grupo Médicos sin fronteras hizo un extensivo estudio sobre las propiedades de ella.

La moringa es originaria de India, pero hoy en día se cultiva en diferentes partes del mundo. Su crecimiento es ideal en climas tropicales y subtropicales. Algunos de los principales productores en Latinoamérica son Honduras, México, Haití, República Dominicana. Algunas otras especies se suelen cultivar en países de África en donde el clima es ideal, y claro está, alrededor de toda Asia.

La moringa es un árbol que crece rápidamente, suele alcanzar los 10 metros de altura. Su tallo ronda un metro de grueso. Debido a su rápido crecimiento se ha propuesto su uso para reforestar, sin embargo, no se debe olvidar que es una especie foránea. También se ha considerado su uso para la producción de biodiesel. Sin embargo, estas no son las razones por las cuales la moringa ha pasado a ser tan popular en los últimos años.

La moringa es un árbol con propiedades tan atractivas que se le ha comenzado a llamar “árbol de la vida”, y ahora te explicamos por qué.

propiedades Moringa

Propiedades terapéuticas

La mayor parte del árbol es comestible. Esto incluye hojas, ramas, semillas y flores. Así mismo las raíces y la corteza poseen propiedades que son de gran interés.

Para fines nutricionales las hojas son la parte más interesante. Éstas son ricas en proteínas, minerales y diversas vitaminas incluyendo A, B y C. Una porción de 100 gramos de hojas frescas contiene 9 gramos de proteínas, 430 mg de calcio, 400 mg de potasio, 740 ug de vitamina A y 164 mg de vitamina C. En otras palabras, 3 veces más vitamina C que una naranja (ácido ascórbico), 7 veces más vitamina A que una zanahoria (beta caroteno).

Las semillas por su parte son ricas en ácido oleico (40% de su composición) y 60% aminoácidos. Las semillas poseen todos los aminoácidos esenciales y su consumo es equivalente a consumir proteína. Un dato interesante es que la semilla se puede usar como floculante, es decir, para purificar el agua.

Además de ser multivitamínico y un gran aporte de minerales, se han probado otras propiedades, tales como:

  • Antioxidante. Por su rico contenido en vitaminas.
  • Antimicrobiano. Se le atribuye a la presencia de pterygospermin. Esta sustancia ya se había reportado en la década de los 40s [Fuente] y las semillas ya se usaban en la medicina tradicional india.
  • Anticarcinogénica. Estudios realizados en centro de protección química John Hopkins (Chemoprotection center  John Hopkins University School of Medicine) señalan que el isotiocitano tiene acción antibiótica contra el Helicobacter pylori. Esta bacteria ha sido asociada a la gastritis y también al cáncer de estómago. [Fuente]
  • Combate infecciones de hongos. Las partes comestibles de la planta cuentan con Pterygospermin, una sustancia que combate eficazmente los hongos.

También ayuda a: reducir los niveles de colesterol, estabilizar los niveles de azúcar (ideal para diabéticos), estimula la circulación, entre muchas otras propiedades. Nosotros estamos seguros que conforme la sigan estudiando más beneficios se le encontrarán. No es de sorprender que se le esté llamando el árbol de la vida.

Modo de uso

La moringa se puede consumir de forma fresca, y quizá es la mejor manera ya que se puede combinar fácilmente en ensaladas u otros alimentos.

Otras presentaciones incluyen comprimidos o el aceite de la semilla. Esto es ideal como suplemento alimenticio de cada día. La moringa es un suplemento seguro y se puede integrar a nuestras dietas fácilmente.

Comprar moringa