Propiedades de la Planta Medicinal Angélica

angelica_archangelica

Angélica (Angélica archangélica), pertenece a la familia de las umbelíferas. Esta planta curativa es originaria del norte de Europa, desde Alemania y hacia arriba.

Esta planta medicinal se conoce desde la Edad Media, donde la utilizaban en ritos y ceremonias de la época.

La Angélica es una planta silvestre que crece cerca de corrientes de agua, en barrancos o lugares húmedos. Si se encuentra en un terreno adecuado puede alcanzar los 2 metros de altura y florece en el mes de Abril.

Se caracteriza por tener un tallo largo y hojas pequeñas, las cuales son de un fuerte verde de un lado y de uno menos intenso del otro. Sus flores se encuentran en ramilletes y van desde el color blanco hasta el rojizo.

De ella se pueden utilizar los frutos, las hojas y el tallo subterráneo o raíz. La raíz se debe arrancar cuando la planta no ha florecido aún. Una vez arrancada se corta en pedazos y se pone a secar.

Tanto con las hojas como con los frutos, se preparan muchos licores y elixires para aliviar problemas estomacales.

Propiedades curativas

  • Muy buena para problemas digestivos y úlceras de estómago, ya que estimula la secreción de los jugos gástricos
  • Posee propiedades diuréticas, muy bueno para combatir la retención de líquidos
  • Alivia dolores menstruales
  • Alivia jaquecas y vértigos
  • Actúa como calmante nervioso
  • Mejora la mucosa pulmonar y alivia el asma nervioso. Posee propiedades expectorantes

Infusión: 25 gr. de raíz en un litro de agua; una vez fría y colada se bebe en tacitas durante el día.

Precauciones

Se debe tener cuidado ya que sus hojas son muy similares a las de la Cicuta, que es una planta muy venenosa. Ante cualquier duda se debe recurrir a expertos en herboristería.

Ingerir altas cantidades de la esencia de la Angélica puede resultar bastante tóxico.