Propiedades medicinales alcaparra

Propiedades curativas de la alcaparraAperitivo. Diurético.

La alcaparra, Capparis spinosa, es un arbusto de la zona central Europa, Norte de África y Asia; aunque es especialmente cultivada en la región del Mediterráneo. Su principal uso es en la gastronomía, aunque también es importante señalar los beneficios a la salud que podemos obtener de él, mismos de los que hablaremos más adelante.

Este arbusto crece en vástagos, su altura llega a superar el metro y poco más. Su taño es semileñoso y este tiende a extenderse más a lo ancho que a lo alto. Las ramas de la alcaparra poseen espinas, por lo que se debe de tener cuidado durante la recolección.

Por su parte las hojas son de forma redonda y son ligeramente gruesas. La flor de esta planta es muy atractiva, posee color blanco o rosa, cercen a  partir de las intersecciones de las hojas con el tallo (axilares). La floración se da a lo largo del mes de mayo.

Para fines terapéuticos son de interés la corteza, las raíces, los capullos de las flores, los cuales reciben el nombre de alcaparras, y los frutos.

La colecta de los capullos  se lleva a partir del mes de abril, antes de que comience la floración. Mientras que los frutos se colectan después del mes de mayo; y la raíz se colecta finalmente en invierno.

Propiedades terapéuticas

Los principales usos de la alcaparra son culinarios, aunque no se puede dejar de lado sus diversas propiedades:

Aperitivos. La alcaparra (capullo de flor) y los alcaparrones (el fruto) son excelentes aperitivos al ser cocinados. De hecho estas partes son las que se emplean de forma culinaria. Deliciosas y excelentes para abrir el apetito.

Diurético. Las preparaciones a base de la corteza y la raíz del alcaparro ayudan en problemas de retención de líquidos.

Modo de empleo

Cocción. Se toman 60 gramos de la raíz y se colocan en un litro de agua. Se pone a hervir durante media hora y después se filtra. Se toman hasta dos cucharadas al día con fines diuréticos y como antiartrítico.

Maceración. Se colocan alcaparras y/o alcaparrones en un recipiente y se cubren por completo en vinagre, se añade un poco de sal y se deja macerar durante un mes completo. Cada semana se debe de cambiar el aceite. Este es una de las múltiples formas en que se pueden preparar platillos que sirvan como aperitivos.

Vino. Se emplean 50 gramos de raíz seca y se maceran con 1 litro de vino de jerez durante 9 días. Se debe agitar todos los días durante varios minutos.  Estimula el apetito, se toma una copa antes de cada comida.