Propiedades medicinales aliaria

efectos de la aliaria

Antiséptico. Diurético. Antiescorbútico

La aliaria, Sisymbrium alliaria en ocasiones también nombrada como Alliaria officinalis, es planta bienal común en la mayor parte de Europa y Asia. También se le conoce con los nombres de ajera, hierba de ajo o zancaraña. Antiguamente se empleaba de forma culinaria de una forma similar a la del ajo, hoy en día su uso más común es como planta medicinal.

La aliaria suele crecer en forma de matorrales extensos pudiendo alcanzar extensiones de varios metros y alturas de entre 30 y 90 centímetros, aunque existen registros de hasta 130 centímetros. Las hojas son anchas (de 2 a 6 cm) y largas (de 10 de a 15 cm). Su ciclo es bienal, por lo que el primer año no suelen florear.

Las flores de la aliaria se dan entre la primavera y el verano. Éstas son pequeñas y de color blanco, se agrupan en ramilletes en las puntas de las ramas. Posterior a la floración podemos encontrar sus frutos los cuales son delgados y largos, alcanzando longitudes de entre 4 y 5.5 centímetros (llamados frutos silicua). Dentro podremos encontrar una abundante cantidad de semillas, las cuales son negras y alargadas (2 a 3 mm).

Las hojas de la aliaria se emplean en la cocina para distintos tipos de salsa como el pesto. Tanto las hojas como el fruto confieren un sabor similar al del ajo. En algunas regiones aún se emplea, principalmente en Francia.

Para fines medicinales se emplean las raíces, tallos y las hojas. Estas partes se colectan antes de la floración. El tallo y las hojas se colectan previo a la floración (durante el segundo año), meintras que las raíces se colectan posterior o durante la floración.

Propiedades terapéuticas

La aliaria es ampliamente conocida por sus propiedades desinfectantes y diuréticas. De antaño también se empleaba para el tratamiento del escorbuto por su gran aporte en vitamina C, aunque hoy en día es un mal que se suele prevenir fácilmente. Otros usos menos frecuentes la emplean como sudorífico para ayudar a contrarrestar todo tipo de fiebres.

Dentro de la aliaria podemos encontrar compuestos derivados del azufre como la mirosina, el sulfato de alila, y otros que le confieren su propiedad como antiséptico. Resulta idóneo para tratar heridas en la piel, así como infecciones cutáneas e incluso enfermedades vaginales.

Debido a la alta cantidad de fructosanos, la aliaria también se puede emplear como diurético. Para ello basta con consumirla o hacer infusiones de esta planta.

Modos de uso

  • Jugo de aliaria. Se prepara con una extracción de los frutos, hojas y tallos. Se cuela con una tela tensa y se aplica en compresas sobre la piel herida o infectada.
  • Solución. Se prepara a partir de cuatro cucharadas de jugo de aliaria antes mencionado diluidas en un litro de agua hirviendo. Se puede preservar al tiempo y usar posteriormente. Esta solución se toma hasta tres veces al día como suplemento de vitamina C y para un efecto diurético.