Propiedades medicinales almizclera

Propiedades medicinales almizclera

Astringente. Cicatrizante. Diurético

La almizclera, Erodium moschatum, es un tipo de hierba nativa de la mayor parte de Europa y Asia, así como el norte de África, aunque se le puede ver en muchos otros lugares como planta introducida. Es una planta anual o bienal, dependiendo de las condiciones climáticas y el tipo de suelo. Otros nombres con los que se le conoce es alfilerillo y aguas.

Como su desarrollo depende en gran medida de las condiciones, su tamaño suele variar mucho. Su tallo puede medir desde 10 ó 15 centímetros de altura, hasta 60 centímetros si las condiciones son favorables. El tallo es delgado y crece de forma erguida.

Posee una gran cantidad de ramas las cuales poseen una vellosidad de color blanco, así mismo las hojas se encuentran cubiertas de esta vellosidad blanca. Sus hojas tienen una forma oblonga con punta de lanza, su contorno es pinnado con una forma dentada, en ocasiones se le describe a las hojas como “con forma de corazón”.

La parte más atractiva es la flor, pequeña y de color violeta. La almizclera da pocas flores, estas se agrupan en ramos de hasta 6 u 8 flores, cada una de ellas de acaso 3 centímetros, aunque se suelen distinguir fácilmente tanto por su color como por su forma. Después de la floración podemos encontrar los frutos los cuales son cafés con vellosidades blancas.

La floración de la almizclera se da a lo largo de toda la primavera, pudiéndose prolongar hasta principios del verano.

Las partes que tienen un uso medicinal de la almizclera son las hojas y los tallos, los cuales convenientemente se pueden colectar en cualquier momento del año. Aunque hay quienes señalan que es más adecuado hacerlo durante la temporada de floración.

Propiedades terapéuticas

La almizclera es conocida por sus propiedades como astringentes y también diuréticas, aunque existen mejores remedios para el segundo caso. Debido a sus efectos curativos en la piel se suele emplear para la limpieza de heridas, quemaduras o llagas.

Sin embargo la almizclera resulta menos eficiente que muchos otros remedios y por ello uso ha decaído. Hoy en día existen mejores remedios tanto naturales como farmacéuticos.

Modos de uso

  • Emplasto. Se toman las hojas y tallos frescos de la almizclera y se machacan sobre un paño limpio, o algodón, este después se emplea para limpiar heridas.
  • Zumo. Se emplean 30 gramos de las hojas y se mezclan con leche o agua. Se toma a lo largo del día para ayudar en problemas de retención de líquidos.
  • Cocción. Se prepara una infusión con 20 gramos de hojas en un litro de agua. Se deja hervir durante 15 minutos, se filtra el contenido y se deja enfriar. Se toma una taza después de las comidas, se le puede añadir azúcar o miel.