Propiedades medicinales anagálide acuática

propiedades curativas de la anagálide acuática

Antiescorbútico. Aperitivo. Diurético.

La anagálide acuática, Veronica anagallis o también Veronica aquatica, conocida por los nombres comunes de anagálide, frailes, hierba de los locos, o verónica de hojas largas, entre otros nombres que describen su aspecto o hacen referencia a su nombre científico. Es una planta común en cuerpos de agua alrededor de toda Europa.

Su altura normal ronda entre los 10 y hasta 30 cm de altura. Los tallos crecen de forma erguida. Sus hojas son lanceoladas y largas, con bordes ligeramente dentados. Es importante señalar que esta especie es menos común que la Veronica beccabunga la cual se suele encontrar en los mismos hábitats pero cuya hoja es más pequeña.

Las flores son pequeñas y de color azul o violeta, miden apenas 10 mm de diámetros. Las flores crecen en las puntas y se organizan en pequeños ramilletes con más de una docena de florecillas. Su floración se da a partir del mes de abril y a lo largo de todo el verano.

Las flores de la anagálide son muy atractivas por su color azul o violeta. La colecta de la planta se hace al mismo tiempo que la floración. Para fines medicinales se usan las hojas y las flores.

Propiedades medicinales

La anagálide acuática se emplea como muchas otras plantas de la familia como diurética y como un vitamínico, especialmente se recomienda para personas que padecen de escorbuto. Sus efectos en todo caso son leves en comparación a la becabunga por lo que hoy en día su uso es poco común.

Su consumo antes de las comidas, como puede ser en ensaladas, sirve para abrir el apetito.

Modo de uso

  • Fresca. Como decíamos, esta planta se puede colectar lavar y usar en ensaladas. Su sabor es ligero y agradable por lo que se puede emplear en todo tipo de ensaladas cual si fuera lechuga.
  • Zumo. Se exprimen las hojas frescas de la anagálide para formar un agua. Se puede diluir ligeramente en agua y añadir azúcar o miel al gusto para mejorar su sabor.
  • Jarabe. Se deberá preparar medio litro de zumo a partir de hojas frescas y preparar el jarabe junto con otras hierbas que puedan contribuir a los mismos efectos (diuréticos o vitamínicos). También se pueden encontrar preparaciones en farmacias aunque serán de becabunga en la mayoría de los casos.