Propiedades medicinales badiana

propiedades de la badiana

Antidiarreico. Antiviral. Carminativo.

La badiana, Illicium verum, es una árbol conocido por su fruto, el anís estrellado, el cual es usado como condimento en la cocina china. También con los nombres de anís estrellado o badiana de China, y su uso es muy popular en otras cocinas del mundo, aunque definitivamente es un condimento emblemáticod e la cocina asiática.

Como el nombre común lo dice, la badiana es una planta originaria del sur y suroeste de China, aunque se le suele cultivar en muchas otras regiones para fines comerciales. La badiana tiene un aspecto similar al de los laureles. Pla altura varía mucho según la región pudiendo ir desde 2 hasta 5 metros.

La corteza de la badiana es firme y de color blanco. Las hojas son de color verde y de gran tamaño, con una forma lanceolada que puede medir entre 8 y 12 centímetros de largo. Las flores poseen un aspecto muy peculiar, se le describe con forma de estrella y tiene 5 pétalos dobles, su color suele ser blanco o ligeramente amarillo.

Los frutos poseen forma de estrellas y son de color marrón, en su interior se guarda una esencia aromática muy agradable la cual también confiere sabor al fruto. El sabor es similar al del anís común sólo que más intenso y es por ello que tiene diversos usos gastronómicos.

La floración de la badiana comienza en la primavera y se puede prolongar hasta principios del verano. Para fines medicinales se emplean las hojas, semillas y flores. Sus usos medicinales se conocen desde hace mucho tiempo, se sabe que tanto los chinos como los japoneses la documentaron en sus escritos de medicina tradicional.

Hacia el siglo XVII es llevada a Europa junto con muchas otras especies, en donde también se aprovecharon sus propiedades curativas. Hoy en día se sabe que el compuesto de mayor interés es el ácido shikímico el cual se emplea para fabricar el tamiflu, un potente antiviral usado contra la gripa.

Es importante señalar que también existe la badiana japonesa (Illicium anisatum también llamado Illicium religiosum) de la cual se obtiene el llamado anís estrellado japonés. Esta planta es altamente tóxica (por un compuesto llamado sikimitoxina y la presencia de anisatina) por lo que se debe de tener cuidado de no confundirla. El anís japonés se emplea para remedios tópicos pero nunca deberá ser consumida.

Propiedades terapéuticas

Como ya lo mencionábamos hace un momento, la badiana es un excelente remedio natural contra la gripa. Gracias al ácido shikímico y a una variada composición de aceite esencial, limoneno, entre otros compuestos ayuda a contrarrestar los casos de gripa, catarros y bronquitis.

También se le atribuyen propiedades carminativas, aperitivas, digestivas y antidiarreicas, por lo que su consumo regular ayuda a mejorar la digestión. En los países asiáticos es común que les den a los bebés un poco de badiana para reducir los gases y mejorar su digestión.

Debido a las grandes demandas que suele haber de esta planta durante las epidemias de gripe, existen casos en los que se distribuye badiana adulterada o compuestos antigripales que se han fabricado a  partir del anís japonés. Se debe de tener extremada precaución y sólo adquirir esta planta a partir de homeópatas o especialistas reconocidos.

Modo de uso

  • Infusión. Se colectan los frutos frescos de la badiana y se hierven durante 10 minutos en una taza de agua. Se filtra y se bebe la infusión a lo largo del día. La dosis no deberá superar los 3 gramos al día. Se toma una taza después de la comida para mejorar la digestión.
  • Polvo. Se debe de obtener en una tienda especializada. Existen versiones de encapsulados y su ingesta es de acuerdo a lo que el médico señale.