Propiedades medicinales cacahuete

Beneficios para la salud del cacahuate

Antioxidante. Nutritivo. Vitamínico.

El cacahuete, Arachis hypogaea, también conocido como cacahuate o sencillamente maní, es una de las leguminosas más conocidas. Su consumo es común en muchos países a forma de golosina o botana. Pero también se trata de un alimento altamente nutritivo y saludable, su consumo regular tiene grandes beneficios para la salud, y por ello, es una excelente idea incorporarlo a nuestra dieta regular.

La planta del cacahuate es anual, posee un tallo sencillo que crece entre 30 y hasta 80 centímetros de altura con estípulas presentes. Las flores tienen un tamaño que no supera el centímetro, su color es amarillo intenso.

El cacahuete es una planta fácil de cultivar. La siembra se hace hacia el final de la primavera y para finales del otoño se realiza la colecta. Debido a la facilidad de reproducirla y su gran aporte para la dieta, el cacahuate es una planta cuyo cultivo se ha extendido por toda América, el Mediterráneo, África y Asia. De hecho hoy en día los mayores productores de cacahuate son China e India.

La parte que se colecta es la vaina, a la cual también le solemos llamar cacahuete. Es una vaina ovalada que crece entre las raíces y que posee una cobertura dura. La semilla oleaginosa contenida dentro de la parte de interés (tanto medicinal como culinario).

Propiedades terapéuticas

Casi toda la información que podemos encontrar sobre los beneficios del cacahuate gira en torno a sus beneficios nutricionales. Se trata de un alimento rico en proteínas y ácidos grasos oleícos; y si a esto se añade la facilidad de prepararlo y la gran variedad de preparaciones, es muy fácil incorporarlo a la dieta. Otro factor interesante y el cual ha llevado a muchas investigaciones, son las propiedades antioxidativas del cacahuate. Estas pueden ayudar a prevenir el envejecimiento y algunas enfermedades degenerativas.

Lo importante al momento de consumir cacahuates es el modo. En muchas ocasiones se condimentan con mucha sal o son preparados de formas que pueden incrementar la cantidad de grasa que se ingiere, y de allí que el cacahuate sea malamente asociado a “engordar.” Pero esto no es necesariamente cierto.

Si se consume de forma adecuada el cacahuate ayuda a reducir los niveles de lípidos en la sangre, lo cual ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares; también regula los niveles de azúcar en la sangre (ideal para pacientes diabéticos); además de ser una rica fuente de vitamina E, vitamina B3 y B1, proteínas y fibra.

Algo que hay que dejar en claro: el aporte calórico del cacahuate es considerable, pero puede resultar idóneo si se compara con otros “snacks”, y el aporte de proteínas puede ser un gran benefactor.

Modos de uso

  • Aceite. Al igual que muchos otros vegetales, existe el aceite de cacahuate (o aceite de maní) el cual se puede emplear para cocinar. Tiene un gran aporte de omega-3.
  • Fruto seco. El fruto seco se puede consumir de forma moderada. Una pequeña porción por las mañanas resulta en un gran aporte de proteínas. Además, su consumo suele provocar saciedad duradera, por lo que algunas dietas sugieren consumir una pequeña porción de cacahuates antes de cada comida.