Propiedades medicinales candilera

Propiedades candilera

Antihemorroidal. Astringente. Cicatrizante

El nombre candilera puede hacer referencia a varios géneros de hierbas incluidas Arisarum, Verbascum o Phlomis. En este artículo hablaremos de la última, en concreto de la especie Phlomis lychnitis, especie que es originaria de Europa y que se puede encontrar en praderas a lo largo del Mediterráneo, incluyendo Portugal, España y Francia. Dentro de España es una planta común por toda Cataluña, Castilla, Aragón; aunque conforme se avanza hacia el noroeste es menos común.

Es una planta herbácea que suele rondar el medio metro de altura. Se compone de varias ramas las cuales crecen casi desde el ras del suelo y en una forma muy erguida. Es una planta de pocas hojas, se agrupan en pares, su forma es estrecha y lanceolada. Las hojas y parte de las ramas tienen un color blanquecino debido a la vellosidad que posee la planta.

Las flores de la candilera son muy vistosas. Poseen un color amarillo intenso y una forma muy característica: cáliz tubular con una corola relativamente grande (unos 3 centímetros). En conjunto es una flor que es muy fácil de identificar. Las flores crecen a partir de la unión de cada par de hojas.

En temporada de colecta se toma la planta entera y se deja secar a la sombra, después se separan las partes por conjuntos: hojas, tallos o raíces. La colecta se puede llevar a cabo a lo largo de todo el año, pero se recomienda sea a finales de la primavera.

Propiedades terapéuticas

Existen pocos registros sobre el uso de esta planta, aunque algunas propiedades se han descrito y en algunas regiones se conocen remedios que han sido transmitidos a través de la familia. Posee propiedades astringentes y se solía recomendar en casos de hemorroides, cabe señalar que este uso ha decaído mucho ya que se conocen remedios más eficaces.

Un uso por aparte, y no relacionado con la salud, como mecha para candiles. De este uso proviene el nombre común de la planta.

Modo de uso

  • Cocción. Se emplean 25 gramos de candilera seca y se hierven dentro de un litro de agua. Se deja durante media y después se filtran los residuos de la planta. Se deja enfriar la preparación y se toma hasta una taza al día.
  • Mecha. Se obtienen untando las hojas o tallos en aceite. Este uso es prácticamente nulo hoy en día.