Propiedades medicinales cantueso

cantueso usos medicinales

Antiséptico. Cicatrizante. Digestiones lentas

El cantueso, Lavandula stoechas, también es conocido por los nombres de tomillo borriquero, alucema, lavanda, entre muchos otros nombres comunes. Se trata de una especie dentro del género Lavandula, una familia de hierbas que se caracterizan por el color “lavanda” que llevan sus flores.

La apariencia del cantueso es muy similar a otras especies del género Lavandula por lo que se debe de observar la planta con detenimiento. Lo primero es que es un arbusto relativamente grande el cual puede alcanzar hasta un metro de altura, posee una gran cantidad de ramas las cuales crecen casi de forma erguida y que le dan gran volumen; finalmente posee una gran cantidad de hojas de forma lanceolada. Las hojas poseen un color verde, verde pálido que en ocasiones llega a tornarse casi blanco, quizá esta sea una de las características más distintivas.

El cantueso es originario de Europa y su distribución es cerca del Mediterráneo. Se le puede encontrar a través de toda la Península Ibérica siguiendo toda la costa hasta llegar a los Balcanes. También se puede encontrar en regiones más al norte e incluso en altitudes de hasta 1000 metros por sobre el nivel del mar.

La floración se da a partir del mes de marzo y hasta mayo. Las flores son una de las características más distintivas del cantueso. Éstas son pequeñas y se agrupan en ramilletes alargados, su color morado o lila es muy característico y de allí proviene el nombre del género Lavandula (color lavanda). Las flores poseen un aroma muy característico y agradable que en muchas ocasiones se usa para crear fragancias.

La temporada de colecta coincide con la floración, es decir, desde principios de marzo hasta finales de mayo. La parte de interés es primordialmente la flor de la cual se suele obtener la esencia.

Propiedades terapéuticas

Las propiedades del cantueso son muy similares a las de otras especies de lavanda. La planta ha sido conocida a lo largo de la historia por sus diversos usos y propiedades. En el caso del cantueso destaca como antiséptico el cual puede ser usado para prevenir infecciones en heridas de la piel.

De antaño se solía emplear para tratar problemas de nervios, insomnio u otros desórdenes mentales, sin embargo, hoy en día estos usos son poco frecuentes y se recomiendan más otro tipo de remedios que han probado ser más eficaces.

Otros usos menos frecuentes es para aliviar dolores de pecho, también tratar problemas del estómago como dolores causados por mala digestión.

El cantueso es relativamente fácil de conseguir, aunque su venta es rara ya que existen mejores remedios para todos los usos que se le conocen. Su uso más común hoy en día es como una planta ornato y aromática.

Modo de uso

  • Cocción. Se toman 30 gramos de flores secas y se calientan dentro de un litro de agua. Después se deja reposar hasta que esté al tiempo y se filtran los sobrantes de la flore. Esta cocción se puede beber para mejorar la digestión, se puede añadir azúcar o miel en caso de que el sabor no sea agradable.
  • Esencia. Se puede adquirir en las tiendas, se suele diluir en agua y se aplica en heridas como llagas. Ayuda a prevenir la infección.
  • Jarabe. Se obtiene al destilar las flores de la planta y preparar un jarabe. Ayuda a contrarrestar infecciones en la garganta.