Propiedades medicinales carra

usos medicinales Mercurialis tomentosa

Antireumas. Purgante. Laxante.

La carra, Mercurialis tomentosa, es una planta leñosa de vida perene, durante el invierno pierde todo su follaje, y éste vuelve a crecer cada año. Se le conoce con otros nombres como blanqueta, hierba del hueso, hierba de Santa Quiteria, entre otros que aluden a su color bnlanquecino.

Su altura varía, aunque suele rondar el medio metro de altura, por su parte las hojas suelen ser pequeñas, no sobrepasando los 4 cm de largo y los dos de ancho, poseen forma ligeramente elíptica. Una de las características distintivas de la carra es su abundante vello de color blanquecino el cual está presente tanto en el tallo como en las hojas. Las hojas son pequeñas, de formas lanceoladas y muy abundantes.

Suele crecer en zonas montañosas y con abundante sol. Es común a lo largo de toda la península ibérica y los alrededores del Mediterráneo.

La carra posee dos tipos de flores: las hembras, que crecen do forma aislada; y las masculinas, las cuales crecen en grupos. La floración se da a finales del invierno y a lo largo de toda la primavera. Hacia el final de la primavera se dan los diminutos frutos los cuales también están cubiertos de vello.

Para fines medicinales la parte de interés son las semillas, aunque en algunos casos se puede colectar toda la planta.

Propiedades terapéuticas

Las semillas contienen saponinas neutras y ácidas. Se le atribuyen propiedades tanto laxantes como purgantes. Es importante señalar que el uso de las semillas debe de ser con mucho cuidado ya que su efecto es potente y puede provocar efectos no deseables.

En las zonas de Levante se suele usar para otros fines, como dolores en los riñones y en el hígado, sin embargo, estos usos no se han corroborado a la fecha. También se hacen cataplasmas para contrarrestar los reumas. Nuevamente hago hincapié en señalar que estos usos no han sido verificados.

Modo de uso

  • Cocción. Se prepara con 100 gramos de planta seca los cuales son hervidos en 1 litro de agua. Se toma una taza antes de cada comida. Se emplea esto para fines laxantes y purgantes. Alternativamente se puede usar sólo las semillas, teniendo en cuenta que su efecto es más potente por lo que la cantidad debe de ser disminuida considerablemente.
  • Emplasto. Se usa la planta fresca, se machaca y se envuelve en un paño limpio. Se aplica sobre cualquier parte afectada por reumas.