Propiedades medicinales cártamo

propiedades del cártamo

Laxante. Purgante. Hipocolesterolemiante

Se conoce con el nombre de alazor, o cártamo, a una variedad de plantas herbáceas pertenecientes al género Carthamus las cuales se caracterizan por tener una flor amarilla muy vistosa. Para fines prácticos en este artículo nos centraremos en el Carhamus tinctoris, al cual se le conoce también con los nombres de azafránillo (no está relacionado con el azafrán), hierba de papagayo, entre otros nombres similares.

El tallo de estas plantas es delgado y por lo general no llega a pasar de 1 metro de altura, aunque existen ejemplares que alcanzan hasta 1.5 metros. Sus hojas son de forma ovalada lanceoladas y crecen agrupad alrededor del tallo. En las puntas de las ramas crecen las flores las cuales son redondas, de color amarillo o naranja, y poseen una forma muy atractiva.

Posterior a la floración podemos encontrar los frutos los cuales tienen forma de prisma y poseen una base estrecha. Cada fruto contiene entre 15 y 20 semillas.

Se trata de una planta muy resistente a los suelos secos por lo que es fácil encontrarla en prácticamente cualquier tipo de terreno. De su semilla se produce hoy en día aceite vegetal y por ello se destinan muchas tierras fértiles a su cultivo. Algunos de los países con mayores tasas de producción de aceite de cártamo son México, Estados Unidos y la India.

Para fines medicinales las partes de interés son los frutos y las flores. Estas son colectadas durante el verano, en época de floración, y son secados bajo la sombra.

Los frutos del cártamo poseen una cantidad abundante de grasas insaturadas, razón por la que son ideales para la obtención de aceite vegetal. Es un excelente sustituto para aceites de origen natural, e ideal para personas que necesitan rebajar sus niveles de colesterol en sangre.

Propiedades terapéuticas

Además de ser un aceite muy saludable, existen otras propiedades que podemos encontrar en sus flores. Estas poseen propiedades antifúngicas, que previenen las infecciones de hongos; y antinematodos y vermífugas, que ayudan a desparasitar de lombrices y gusanos.

Su uso medicinal es más común en países de oriente, como la India y China, en donde también se emplean infusiones de ésta a manera de analgésico local. También se puede ingerir para obtener un ligero efecto laxante.

Modo de empleo

Aceite. Su presentación más común, fácil de encontrar en cualquier mercado. Su consumo se recomienda como sustituto de otras grasas o aceites.

Infusión. Se emplean las flores secas, se añade una cucharada de estas en una taza de agua hirviendo. Se filtra y después se toma hasta 3 veces al día.

Emulsión. Se colectan los frutos y se machacan. Estos se ingieren para aliviar problemas de estreñimiento, se trata de un excelente laxante o purga.