Propiedades medicinales celidonia menor

Usos de la celidonia menor

Antihemorroidal. Hemostático. Vitamínico

La celidonia menor, Ranunculus ficaria, es una planta herbácea que como su nombre sugiere, está altamente emparentada con la celidonia. Es una planta de ciclo perene y tamaño pequeño, destaca mucho por sus colores vibrantes y la forma peculiar de sus hojas. Se le puede encontrar a lo largo de toda Europa y Asia, también se ha introducido en Norteamérica, crece en lugares templados y en pastizales sombreados.

Las hojas son pequeñas, alcanzan apenas 1 centímetro de largo, poseen una forma ovalada similar a un pequeño corazón. Los tallos son cortos y carnosos, son tan cortos que pareciera que las hojas emergen casi del suelo. Las raíces son tubulares, cerca de la superficie son notablemente gruesas y asemejan a un rizoma, aunque no lo es.

Las flores crecen de forma aislada, son de gran tamaño si se le compara con el tamaño de la planta, rondando de 2 a 4 centímetros. Las flores poseen un número variable de pétalos que va desde 7 hasta 20. La temporada de floración es durante el invierno, comenzando durante Febrero y pudiéndose extender hasta la primavera.

Propiedades terapéuticas

El género Ranunculus posee más de 200 especies distintas de plantas, muchas de ellas comparten propiedades similares. Aun así es recomendable siempre acudir con un especialista que sepa identificar las plantas adecuadamente y que además conozca con precisión los efectos y modos de uso.

La raíz de la celidonia menor es la parte de mayor interés. Ésta se puede colectar durante la primavera, se limpia y se deja secar al aire libre.

La raíz tiene propiedades vasoconstrictoras que pueden utilizarse como tratamiento contra las hemorroides. Al reducir la dilatación de las venas se previene la acumulación de líquido y la progresión de la hemorroide.

Las hojas no suelen ser de interés medicinal pero son comestibles, por ello también se pueden colectar. Se puede consumir en ensaladas, además de preparar otros alimentos. Los capullos de las flores también se pueden comer, se les suele condimentar con algo de sal y vinagre. Ambas partes son ricas en vitamina C, que puede ayudar en casos de desnutrición y avitaminosis.

Modo de uso

  • Tintura. Se prepara a partir de la raíz fresca. Se almacena en un contenedor con alcohol de 90° y se macera durante 10 días. Después de ello se filtra. La dosis será acorde a lo que señale el médico.
  • Hojas frescas. Como decíamos anteriormente, las hojas son comestibles y pueden ser un excelente aporte de vitamina C.