Propiedades medicinales celidonia

celidonia mayor

Analgésico. Tóxico.

La celidonia mayor, Chelidonium majus, también conocida como hierba golondrinera, es una planta perene perteneciente a las Papaveraceae (asociada a las amapolas). Otros nombres con los que se le conoce es flor de golondrinas,  hierba del pordiosero, u otros que hacen referencia a las golondrinas.

Es una planta perene que emerge de un rizoma de gran volumen. Los tallos son delgados y altos, rondando los 80 centímetros. Las hojas de la celidonia son muy peculiares, son largas (de unos 30 centímetros) pero están altamente divididas.

Las flores son de color amarillo intenso con cinco pétalos, ronda los dos centímetros de diámetro. La floración se da en mayo y hacia finales del verano se pueden colectar los frutos. Éstos son pequeñas cápsulas llenas de semillas. La planta suele atraer muchas hormigas por sus frutos.

Propiedades terapéuticas

La celidonia es una planta que se conoce desde hace muchísimos años, se le ha atribuido una amplia cantidad de propiedades, pero es importante señalar que es moderadamente tóxica. Todas las partes de la planta poseen una cantidad moderada de alcaloides (isoquinolina y coptisina, entre otros).

Los alcaloides presentes en la planta tienen efectos analgésico, colagogo y antimicrobiano; además de tener un efecto sedante.

De los tallos y ramas se puede extraer un látex de color amarillo el cual tiene una cantidad importante de enzimas proteolíticas. Este látex se ha usado desde hace muchos años para remover verrugas y lunares pequeños, también sirve para tratar la dermatitis atópica.

Finalmente es interesante señalar que hacia 1980 en Ucrania se desarrolló un medicamento para tratar el cáncer hecho a base del alcaloide chelidonium, nunca fue aprobado por ninguna legislación, sin embargo aún hay investigaciones al respecto. Existe la posibilidad de que más adelante se pudiera volver a usar esta planta para contraatacar tumores.

Como ya mencionábamos, la celidonia es una planta que se conoce desde hace muchos años y a lo largo de la historia se le han atribuido muchas propiedades, que en ocasiones pueden no ser ciertas. Recomendamos consultar con un médico.

Esta planta es tóxica, y por ende sólo se debe de usar de forma tópica. Su consumo puede tener efectos altamente nocivos. Además, su aplicación  tópica puede provocar irritación o reacciones alérgicas, por lo que su uso debe de ser supervisado por un médico en todo momento.

Modo de uso (sólo tópico)

  • Látex. Se puede adquirir en tiendas especializadas, se aplica de 2 a 3 veces sobre verrugas o lunares. Se protegen las zonas de alrededor aplicando vaselina.  El látex degrada de forma efectiva los lunares y verrugas, pero puede dañar la piel de alrededor.