Propiedades medicinales coclearia

Coclearia

Antiinflamatorio. Eupéptico. Rubefaciente

La Coclearia, bautizada científicamente con el nombre de Cochelaria officinalis, es una planta medicinal de tipo bienal, caracterizada por poseer en su interior un alto contenido de vitamina C.¿Qué quiere decir que sea bienal? Que tarda dos años en alcanzar su completo desarrollo y mostrar sus hermosas flores de color blanco.

Esta planta, a la que también se la conoce vulgarmente como “hierbas de cuchara o de las cucharas” por la peculiar forma en la que crecen sus hojas, fue durante muchos años cultivada para aprovechar al máximo la enorme cantidad de propiedades que guarda en su interior. Unas propiedades de las que nos podemos beneficiar si somos capaces de encontrarla en zonas pedregosas que tengan cerca una abundante fuente de agua.

Su floración, la cual tan solo se produce en el segundo año de su desarrollo, se produce en marzo con la llegada de la primavera, dejando a la vista unas preciosas flores de color blanco que despiden un agradable olor fácilmente reconocible.

Un período que nos interesa especialmente, ya que para utilizarla tanto medicinalmente como para introducirla como un ingrediente más de las ensaladas, debe recolectarse después de que haya florecido.

Propiedades Terapéuticas

Las funciones principales de la Coclearia son: como antiinflamatorio, tanto externo como interno y como digestivo, para ayudar a hacer menos molestas las digestiones pesadas.

También se utiliza de forma externa para ayudar a que la sangre fluya con mayor facilidad por una zona en concreto, siendo útil a todas las personas que sufren algún tipo de reumatismo.

Modo de uso

Además de su utilización externa, la cual siempre debe hacerse sobre un paño o gasa, la Coclearia también se puede utilizar internamente utilizando los siguientes procedimientos:

  • En tintura, mezclándose las hojas y los tallos previamente machacados con alcohol de 90º. Tras una semana macerándose, se filtra para dejarlo listo para utilizar en pequeñas heridas en el interior de la boca o ayudar a las encías a desinflamarse.
  • En zumo, obtenido directamente de la planta. Muy útil para evitarnos pasar una mala sobremesa o noche, por culpa de una digestión demasiado pesada.
  • En infusión, dejando reposar diez minutos cinco gramos de planta junto a 200 mm de agua hirviendo. Se puede tomar caliente, sin sobrepasar las dos tazas diarias después de las comidas o usarse para hacer gárgaras o colutorio bucal para curar las faringitis y estomatitis.