Propiedades medicinales correhuela

flores correhuela

Laxante. Purgante

La correhuela (Convolvulus arvensis) es una planta caducifolia de aspecto vivaz. Se trata de un tipo de enredadera la cual pierde todo su follaje invierno con invierno pero resurge cada primavera de los tallos secos que pueden perdura mucho tiempo.

Es una planta rastrera, su tallo es fino y crece haciendo contornos alrededor de superficies cercanas u otras plantas. Las hojas emergen por todas partes del tallo, éstas son sencillas: forma de óvalo y un par de lóbulos cerca de la base.

La floración varía de las condiciones climáticas. Lo más temprano suele ser en mayo, y lo más tarde puede ser hasta en octubre. Las flores son muy atractivas, poseen color blanco o rosa pálido. Poseen cinco pétalos y sus respectivos 5 cépalos.

Para fines medicinales se emplea toda la planta: rizoma, tallos, hojas y flores. Salvo por éstas últimas, la planta se puede colectar prácticamente en todo el año.

Propiedades terapeúticas

Al igual que la correhuela mayor, esta especie se usa como purga o laxante. Durante mucho tiempo fue un remedio popular en casos de estreñimiento. Hoy en día existen muchas otras plantas que pueden dar mejores resultados y por ello el uso de ésta no se recomienda.

Al igual que con toda planta medicinal, el uso de ésta deberá hacerse sólo bajo supervisión de un especialista en el tema.

Modo de uso

  • Infusión. Se prepara usando 6 a 12 gramos de la planta seca (por conveniencia las hojas): estas se machacan y hierven para después filtrar y dejar enfriar: Si el sabor es muy amargo se puede añadir algo de azúcar. Se toma una taza por las noches para aliviar el estreñimiento.
  • Cocción. Se usan 10 gramos de raíces y hojas secos. Se hierven en medio litro de agua durante 5 minutos y después se filtran. Se toma una taza al día.