Propiedades medicinales de la agripalma

Usos terapéutiicos de la Agripalma

Antiarrítmico. Cadiotónico. Oxitócico. Sedante.

La agripalma, Leonurus cardiaca, es una planta herbácea que crece en forma de arbustos. Es originaria de la zona central de Asia, aunque también se le puede encontrar en Norteamérica, Europa Central, África del Norte y también en la península. Otros nombres con los que se le suele conocer es Cardiaca, corazón duro, corazón real, hierba de Santa María, entre otros.

Esta planta puede alcanzar alturas muy variables que van desde los 50 centímetros hasta más de un metro. Toda la planta tiene un color verde opaco, sus tallos son gruesos y rectos, de ellos se desprenden hojas larga pecicoladas y con vellosidades blancas. Las hojas desprenden un olor agradable que la vuelve muy fácil de identificar.

Su temporada de floración es entre julio y septiembre, los colores de estas son entre morado y rosa.

De la agripalma las partes de interés son las hojas y flores.

Los componentes activos de interés de la agripalma son los taninos, saponinos, diversos alcaloides y glucósidos amargos (principalmente la leunurina) que sirve como tónico cardiaco. Sus efectos son variados, aunque su principal uso es para regular la presión sanguínea.

El uso de la Agripina debe de ser regulado por un profesionista de la salud, ya que debido a sus potentes efectos cardiotónicos una intoxicación puede resultar en efectos indeseados e incluso nocivos para la salud.

Usos terapéuticos de la agripalma

Los principales efectos de la agripalma son:

  • Antiarrítmico. Se emplea para mediar taquicardias y palpitaciones aceleradas.
  • Cardiotónico. Que permite regular la presión arterial en casos de personas con presiones elevadas.
  • Sedantes. Se emplea para auxiliar en problemas de ansiedad o insomnio de origen neuronal.
  • Oxitócico. Que propicia la liberación de oxitocina y provoca contracciones en el útero. Se puede emplear para para menorragias y metrorragias (sangrados vaginales anormales causados por anomalías).

Es importante señalar que su uso deberá ser supervisado por un médico o especialista en la materia ya que la agripalma puede tener efectos contraproducentes.

Modo de empleo

.- Infusión. Se prepara con dos gramos de polvo de agripalma (se prepara de toda la planta) y se hierve en un litro de agua. Se deja reposar 10 minutos y se filtra. El líquido se toma en tazas de acuerdo a lo que señale el médico.

.- Extracto de agripalma. Se vende en farmacias y se deberá tomar de acuerdo a las instrucciones del médico. Se suele diluir en un vaso de agua para su fácil consumo.