Propiedades medicinales de la aguileña

Propiedades aguileña

Antipirético. Astringente. Diurético

Se conoce con el nombre de aguileña a un género de especies herbáceas la cual contiene dos especies: Aquilegia vulgaris y la Aquilegia pirenaica, de las cuales la primera es la más común de encontrar y en la que nos centraremos en este artículo.

La aguileña común es una planta originaria de las zonas templadas de Europa y Asia, también se le conoce con los nombres de aquilera, campanillas, capa de rey, farolillos, entre otros nombres similares y que aluden a su peculiar flor.

Esta planta puede alcanzar alturas de hasta 1.2 metros, sus tallos son delgados y poseen vellosidades color blanco, sus hojas son de color verde obscuro y crecen desde las cepas siendo usualmente más abundantes en las partes altas de la planta.

Sus flores son de color morado o púrpura hasta azules intensos, en algunas variedades puede haber flores blancas. Su temporada de floración comienza en abril y se extiende a lo largo de todo el verano.

Después de la floración se puede obtener el fruto, y es cuando se obtienen las partes de interés de la aguileña, que en este caso son flores, hojas y semillas extraídas de su fruto.

La aguileña se puede encontrar en zonas templadas y frescas, como los son bosques y diversos prados de Europa y Asia, dentro de la península es muy común encontrarla en zonas montañosas de la zona norte.

Esta planta tiene propiedades cardiotónicas que pueden resultar en nocivas e incluso mortales por lo que su uso no se recomienda. Existen otras plantas con efectos secundarios menos peligrosos los cuales pueden cumplir sus mismas funciones.

Usos terapéuticos de la aguileña

De la aguileña se conocen diversas propiedades medicinales como su efecto diurético, y también sus efectos sudoríficos y antifebriles principalmente. También se emplea para aliviar dolores y sanar heridas en la boca y garganta.

Anteriormente se empleaba como auxiliar en trabajos de parto y como remedio para las calenturas en casos de sarampión o viruela, aunque hoy en día estos usos no se suelen realizar debido a que existen remedios más efectivos y menos riesgosos.