Propiedades medicinales de la barba de capuchino

propiedades medicinales de la barba de capuchino

Antibiótico. Antiscéptico. Secante.

La barba de capuchino (Usnea barbata) es un liquen que contiene ácido úsnico, una sustancia que puede ser utilizada como antibiótico o como antiséptico. Aunque de modo casero es difícil de utilizar, es una planta de la que se extrae el ácido por procesos de laboratorio para su posterior distribución comercial.

Las múltiples ramificaciones blancas y diminutas del liquen son lo que le dan el nombre de “barba de capuchino”. Crece en regiones húmedas en los troncos de árboles como el encino o el roble.

Si bien hace años se consideró que la barba de capuchino era un musgo, posteriormente se le reconoció como liquen. Los musgos son plantas que producen clorofila, por lo que se pueden abastecerse por sí mismos. En cambio un liquen no es capaz de producir clorofila y por ello depende de otras plantas.

Propiedades terapéuticas

La barba de capuchino tiene hasta un 4% de ácido úsnico, que se utiliza como antibiótico que se utiliza principalmente para infecciones del tracto respiratorio o del tracto urinario. Sobre todo es un buen antibiótico contra la Candida albicans.

También se puede aplicar sobre heridas, ya que posee propiedades antisépticas y secantes. No obstante, el ácido úsnico debe ser extraído en laboratorio para su empleo más eficiente, por lo que es más común encontrarlo en medicamentos.

Modo de uso

  • Aplicación directa. Algunas personas aplican directamente la barba de capuchino a heridas o grietas de los pies para sanar la herida.
  • Antibiótico. Se pueden encontrar varios medicamentos que contienen ácido úsnico y que pueden ser utilizados como antibióticos para infecciones del tracto digestivo o el tracto urinario.