Propiedades medicinales de la biznaga

propiedades medicinales de la biznaga

Antiasmático. Antitusígeno. Vasodilatador

 

Se conoce con el nombre de Biznaga a una gran variedad de plantas que incluye diversos géneros de cactáceas (Echinocactus, Ferocactus y Melocactus) además de otras plantas herbáceas como es la biznaga malagueña o la khella. Este artículo se enfoca en la última mencionada, cuyo nombre científico es Ammi visnaga y la cual se conoce con diferentes nombres como biznaga, khella o hierba mondadientes, entre otros.

Es una planta anual la cual alcanza alturas de entre un metro o hasta un metro y medio. Su tallo es delgado y largo. El tallo es lampiño y liso, si se presta atención se pueden apreciar unas líneas de otro tono las cuales recorren todo el tallo.

Las hojas son delgadas y largas, alcanzando longitudes de hasta 20 centímetros. Las flores de la biznaga son muy distintivas. Éstas crecen en pequeños ramilletes los cuales agrupan las flores en semiesferas. El fruto es pequeño, de forma ovalada y color obscuro.

La época de floración es a partir de Junio y por el resto del verano, los frutos suelen madurar hacia finales del verano. La parte de interés medicinal es precisamente la fruta.

Los usos medicinales de la biznaga se conocen desde hace mucho, con registros que datan del antiguo imperio egipcio, en donde se bebía como té para contrarrestar las piedras en los riñones, entre otros usos.

También se solían usar los tallos como mondadientes (de allí uno de sus nombres comunes), aunque hoy en día este uso es poco común ya que el hilo dental remplaza fácilmente esta función.

Propiedades terapéuticas

La biznaga posee una rica variedad de compuestos incluyendo quelina y visnagina, ambos pertenecientes al grupo de las furanocromonas. Estos compuestos poseen propiedades vasodilatadoras que puede ayudar a mejorar la circulación tanto en pulmones como en las arterias coronarias, también posee un fuerte efecto broncodilatador.

Uno de los usos más comunes es como auxiliar en casos de asma, a quienes puede ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias.

El otro uso de la biznaga es como diurético, y como se mencionó anteriormente, auxiliar en la prevención de piedras en los riñones.

Hoy en día la quelina se suele extraer de la planta y a partir de ella hacer diversos remedios. Pero aún es posible hacer remedios caseros por uno mismo.

Modo de uso

  • Infusión. Se prepara a partir de los frutos. Se toman 30 gramos de frutos frescos y se hierven dentro de un litro de agua. Se espera a que se enfríe y se cuela para separar los remanentes de las frutas. Se toma esta infusión hasta 3 veces al día para aprovechar los efectos diuréticos.