Propiedades medicinales del Adonis vernal

Adonis vernal

Cardiotónico. Diurético . Tóxico

El ojo de perdiz, adonis vernal, o también conocido como adonis de primavera es una planta herbácea que puede alcanzar alturas muy variadas desde los 10 hasta los 45 centímetros. Se trata de una planta con un color verde muy vivaz el cual adquiere su nombre debido al mito griego del joven Adonis.

El adonis vernal posee un tallo delgado con una base gruesa de donde sale una gran cantidad de raíces color negro. Su tallo es erguido y se encuentra densamente poblado por hojas muy características. Las hojas son sésiles, o sentadas, que le confieren una apariencia casi única. En extremo de sus ramas podemos encontrar la flor (sólo una por rama) la cual tiene un color amarillo intenso.

La planta es originaria de Oriente Medio aunque se puede encontrar a lo largo de toda Asia, Europa y en la parte norte de África. Habita regiones húmedas con altas temperaturas, dentro de la península no suele ser muy común, aunque se puede encontrar en las zonas de pastizales.

La floración del adonis comienza en las primeras semanas de la primavera, la flor sólo se abre durante los días despejados y soleados. Como ya decíamos anteriormente, la flor tiene un color amarillo intenso.

Si bien la planta tiene usos medicinales, es importante señalar que toda ella es tóxica, dese la raíz hasta las flores, por lo que su consumo debe ser con cuidado y con supervisión médica.

Para el uso medicinal es de interés el tallo, hojas y la flor; dejando por un lado la raíz. Estas partes son puestas a secar bajo el sol y posteriormente se guarda en recipientes herméticos. En condiciones ideales se podrá conservar hasta por dos años.

Propiedades Terapéuticas

Se recomienda no usar adonis en ningún caso, es preferente buscar otros remedios los cuales no supongan un riesgo como esta planta.

De la planta se ha logrado obtener sustancias para el uso farmacéutico, las cuales hoy en día se suelen sintetizar. Sus usos medicinales suelen ser diuréticos y como tónico cardiomuscular. En este aspecto sus efectos son similares al de otras plantas como la digital y  la escila.

En su composición destacan un par de glucósidos: adonidósidos, el cual confiere propiedades tónicas para los músculos cardiacos; y el adonivernósido, al cual se le atribuyen las propiedades diuréticas. Es importante señalar que los adonidósidos tienen severos efectos secundarios. Afortunadamente ninguno de estos dos compuestos tiende a acumularse en el organismo, a diferencia de otros remedios como el digital.

El adonis también tiene un efecto sedante notable, por lo que en algunas prescripciones médicas se suele recomendar. En estos casos sirve para asistir en ataques de asma, así como ataques epilépticos.

Estos glucósidos son liposolubles por lo que se pueden transmitir a la leche de animales que pasten a esta hierba. Esto puede provocar escenarios de intoxicación por cabras o vacas que hayan ingerido cantidades considerables de esta hierba.

Finalmente señalamos que no se recomienda su uso doméstico en ningún caso ni tipo de consumo. Las sustancias activas de esta planta deberán ser prescritas por personal capacitado médico o farmacéutico.