Propiedades medicinales del ajenjo

propiedades ajenjo

Antiparasitario. Aperitivo. Carminativo. Digestivo. Emenagogo

El ajenjo, Artemisia absinthium, es una hierba anual la cual puede alcanzar alturas de poco menos de un metro. Sus tallos son rectos con pocas ramificaciones. Se caracteriza por tener un color blanquecino en tallo y hojas.

Sus hojas son de color verde grisáceo o verde plateado, las hojas más bajas son largas alcanzando tamaños de hasta 25 centímetros, mientras que las hojas en las puntas son más cortas y suelen tener longitudes de entre 5 y 10 centímetros.

La flor es pequeña y de color amarillo, estas crecen en forma abundante en la parte superior de la planta, pudiendo alcanzar hasta 30 florecillas en cada rama. La floración del ajenjo se da entre los meses de julio y septiembre.

Esta planta se puede encontrar en zonas montañosas húmedas, en ocasiones crece como plaga en algunas plantaciones. Es muy común en todas las zonas montañosas de Europa, el norte de África y Asia. Así mismo se ha naturalizado en otras regiones como en Estados Unidos.

La recolección se hace durante el verano después de que la planta ha comenzado a florear. Del ajenjo las partes de interés son las flores las cuales se secan en la sombra y después se preservan en lugares secos y sin contacto con la luz.

El ajenjo tiene una rica cantidad de aceites esenciales, ácido máñico y ácido succínico entre otros, y también destaca la presencia de  la tuyona y el tuyol los cuales le confieren sus propiedades como carminativo y antibiótico.

También posee la absintina y taninos, componentes que la vuelven muy popular como aperitivo. Esta planta se emplea para fabricar la bebida conocida como absenta y el vermú, aunque debido a sus efectos psicoactivos la bebida se ha vuelto ilegal en muchos países-.

Es importante señalar que la tuyona es una sustancia que en cantidades elevadas puede provocar efectos indeseables e incluso convulsiones. Su uso prolongado queda completamente desaconsejado debido a los efectos secundarios que puede traer, incluyendo entre otros, daño hepático y trastornos neurológicos.

Usos terapéuticos

El ajenjo es una planta con muchas propiedades medicinales bien conocidas, entre ellas se destacan sus usos como:

  • Colerético. Que incrementa la secreción biliar lo cual ayuda a la digestión de grasas. Se recomienda en casos de insuficiencia hepática aunque su uso deberá ser supervisado por un especialista.
  • Digestivo. Como muchas otras plantas, posee un efecto aperitivo y digestivo que ayuda en problemas de inapetencia y problemas de digestión.
  • Emenagogo. Provoca la menstruación y ayuda a regularizar los ciclos menstruales en casos de amenorrea o dismenorrea. También se preparan infusiones que se emplean para el trabajo de parto.
  • Vermífugo. Quizá uno de sus usos más extendidos es para desparasitar de gusanos, lombrices y otros parásitos, aunque por su sabor amargo hay quienes prefieren otros remedios.

Modo de uso

  • Infusión. Se prepara con 7 gramos de flores de ajenjo secas y se ponen a hervir en un litro de agua durante quince minutos. Se recomiendan a lo máximo dos tazas al día como aperitivo.
  • Polvo. Se prepara triturando las flores secas. Se toman tres gramos máximo al día (o según señale el médico) como aperitivo y/o digestivo. En dosis mayores se puede emplear como vermífugo, aunque la dosis deberá ser señalada por un especialista.
  • Tintura. Se puede obtener en diversas tiendas de homeopatía. Se añaden 15 gotas a una bebida antes de cada comida. O según señale el especialista.