Propiedades medicinales del bálsamo

propiedades medicinales del bálsamo

Vulnerario. Astringente. Cicatrizante.

El bálsamo (Saxifraga geranioides) es una hierba que crece en la región de la Península Ibérica. Se utiliza para curar llagas o heridas gracias a sus propiedades que aceleran la cicatrización, aunque su uso en la antigüedad no era muy conocido.

La planta del bálsamo se caracteriza por sus múltiples ramificaciones de tallo desde la base. Llega a tener una altura de 20 centímetros, con hojas de 2 centímetros de ancho, de textura vellosa y viscosa. Las flores crecen en forma campanular en grupos de 6 a 9.

Para su uso medicinal, se recolecta la planta en su periodo de floración, que es durante el mes de mayo, aunque puede extenderse hasta junio. Después de que se recoge se deja secar a la sombra.

Propiedades terapéuticas

Hay pocos estudios sobre las propiedades químicas del bálsamo. Incluso hay poca información en registros antiguos sobre su uso medicinal, aunque se sabe que puede utilizarse como vulneraria para tratar heridas. También se conocen sus propiedades cicatrizantes y astringentes.

Modo de uso

  • Untura. Se mezcla un puñado de bálsamo con aceite de oliva y se deja macerar durante cuarenta días. Se aplica en llagas o heridas y se cubre con una gasa.