Propiedades medicinales del beleño blanco

Hyoscyamus albus

Analgésico local. Antiasmático. Sedante. Antisecretor.

El beleño blanco (Hyoscyamus albus) es una hierba muy resistente. A pesar de que mueren al año, hay algunas plantas que pueden llegar a vivir por dos o tres. Los tallos rollizos de la planta están cubiertos por vellocidad, y sus hojas tienen forma aovada.

No debe confundirse con el beleño negro, con el que tiene muchas similitudes. Si no se conocen las diferencias entre ambas plantas no se recomienda su recolección. El beleño blanco se puede encontrar como maleza en toda la región del mediterráneo. Comienza a florear en marzo y puede extenderse hasta mediados de verano. Su floración es amarilla.

Propiedades terapéuticas

Del beleño blanco lo que interesa son sus hojas. Contiene sustancias como la hiosciamina, la atropina y la escopolamina, que se pueden encontrar en el beleño negro o la belladona, que son plantas de la familia, aunque en menor proporción. Estas sustancias le confieren al beleño blanco propiedades analgésicas o sedantes. También se puede emplear como antiasmático y antisecretor.

Modo de uso

  • Cataplasma. Se calientan las hojas maceradas en aceite y se aplican externamente como analgésico. Sin embargo, no se recomienda su uso si se desconocen las propiedades de la planta, ya que en ciertas partes del cuerpo se puede absorber más de lo adecuado.

Precaución

No se recomienda la preparación de remedios caseros con el beleño blanco, ya que su consumo en altas dosis puede tener efectos graves como somnolencia, delirios, convulsiones e incluso la muerte. A pesar de que no concentra sustancias tóxicas en la misma medida que el beleño negro, un consumo mayor de lo adecuado puede ser peligroso.