Propiedades medicinales del clavo

Propiedades del clavo

Analgésico. Carminativo.

El clavo, el popular condimento de la cocina, es una especia que se obtiene de la flor de la planta que lleva el mismo nombre. El nombre científico del clavo es Syzygium aromaticum, se trata de una planta originaria de Indonesia y las islas Maluku, la cual llamó la atención de los exploradores hace cientos de años y rápidamente comenzó a ser cultivada para sus usos culinarios.

Si bien es un condimento de sabor fuerte, no puede faltar en ninguna cocina del mundo. Y si hablamos de la tradición culinaria de India, Asia del Este o Medio Oriente, el clavo es casi esencial en todos los platillos.

El día de hoy vamos a hablar de este atractivo condimento, pero antes que nada debemos hablar de la planta en sí.

El clavo es un árbol perteneciente a la familia de las Myrtaceae, Como ya decíamos, su origen proviene de Oceanía, aunque hoy en día se cultiva en todo el mundo, principalmente en Indonesia, Madagascar, Pakistán, entre otras regiones. Es un árbol de gran porte que al llegar a la edad adulta ronda entre los 8 y 12 metros de altura.

Las hojas poseen forma lanceolada, son alargadas. Entre las hojas emergen las flores del clavo, las cuales en un principio tienen una tonalidad verde, pero conforme madura toman tonos rojizos. Este color es el indicativo de que ya es tiempo de colectar.

Las flores son colectadas cuando aún son botones (retoños). Son puestas a secar y después se almacenan en contenedores de vidrio.

El clavo se emplea en la cocina para dar sabor, es característico en platillos como el curry y la carne marinada; también se puede emplear para añadir aroma a diversas bebidas. Pero eso no es todo, el clavo también posee propiedades medicinales las cuales explicaremos a continuación.

Propiedades terapéuticas

Las propiedades del clavo se conocen desde antaño. Se conocen textos antiguos que hablan de su uso en la medicina tradicional china e india (la llamada medicina ayurveda). También existe infinidad de textos en países del Occidente, en donde sus propiedades fueron estudiadas después de que la especie fue llevada.

  • El aceite de clavo (Eugenol) tiene propiedades analgésicas, se suele usar para aliviar el dolor de encías así como el dolor en los dientes causado por caries.
  • También posee propiedades carminativas, al consumir pequeñas dosis se mejora la digestión y la peristaltismo, ideal para personas con mala digestión.
  • Aplicado de forma tópica ayuda a incrementar el tono muscular. La medicina tibetana utiliza esta propiedad para combatir el avance de padecimientos como la esclerosis, aunque aún no se ha probado si pueda ayudar.

Hoy en día continúan haciéndose estudios sobre los posibles usos del clavo. Entre ellos se señala que puede ayudar a prevenir la eyaculación precoz; y también a reducir los niveles de azúcar, lo cual sería ideal para personas con diabetes. (fuente en inglés)

Modo de uso

El uso del clavo debe ser siempre moderado, se trata de una especia con concentraciones elevadas lo cual puede causar irritación fácilmente. El uso en niños no se recomienda por las mismas razones.

  • Infusión. Se prepara con 10 gramos de flores secas que son puestas a hervir en 1 litro de agua. Se puede tomar hasta 3 tazas al día, una después de cada comida para mejorar la digestión. Se puede usar esta misma infusión para hacer enjuagues bucales y aliviar el dolor.
  • Aceite. Se añaden tres gotas en un terrón de azúcar. Abre el apetito y mejora la digestión.
  • Tintura. Se emplea la cantidad de gotas que señale el médico.
  • Aceites tópicos o cremas. Se pueden encontrar algunos productos preparados, el modo de uso será acorde a lo que el médico señale.