Propiedades medicinales del clinopodio

Clinopodio

Antiespasmódico. Antiséptico.  Digestivo

El clinopodio, conocido científicamente con el nombre de Satureja vulgaris, es una planta medicinal que pertenece a la nutrida familia de las labiadas.

La Satureja crece en la tierra como una planta tipo rastrero, de porte delgado y hojas dentadas. Sus tallos, que no suelen superar los 2 o 3 palmos de altura, nacen como pequeños hilillos, que se van desarrollando y engrosando a medida que van ascendiendo hacia el cielo.

Conseguir el clinopodio su hábitat natural es bastante sencillo, ya que es una especie a la que se puede encontrar con facilidad en los setos y ribazos que hay en cualquier pueblo o ciudad. Si no te convence recolectar esta planta en un ambiente tan contaminado, hazte alguna excursión a algún paraje en el que se encuentren dispersas algunas encinas o robles y allí la encontrarás en flor a partir del mes de junio.

Para utilizarla con fines medicinales, el mejor momento para recolectarla es el mes de julio, ya que es el momento en el que sus hojas y sus sumidades floridas se han desarrollado por completo.

Propiedades Terapéuticas

Aunque posee multitud de utilidades, la utilidad principal de la Satureja es servir de tónico para el estómago cuando este no funciona correctamente. Desde antiguo se han visto en esta hierba propiedades antiespasmódicas, que ayudan a que los movimientos anormales de los intestinos se normalicen.

También ha sido utilizada por las curanderas de los pueblos para favorecer la aparición de la menstruación y su regularización..

Modo de uso

  •  En infusiones, bien para tomarla para ayudar a que el estómago se recupere después de las comidas o para utilizarse externamente para curar llagas y pequeñas heridas.
  • En tintura (gotas) mezclando treinta gotas en el líquido elegido, tres veces al día.
  • En vino, macerando 30 gramos de la planta con un litro de vino blanco. Se puede tomar en una copa pequeña u dos, tras las comidas.