Propiedades medicinales del Narciso

propiedades medicinales del narciso

Se conoce por el nombre de narciso a una variedad de flores del género Narcissus y familia de las Amarilidáceas, las cuales se caracterizan por ser plantas bulbosas y flores solitarias de gran tamaño. Para fines prácticos, nos enfocaremos en el narciso, Narcissus poeticus, el cual también se conoce por los nombres de jonquillo, narciso común, narciso de los poetas, trompón, entre otros nombres.

El narciso es una planta que crece en praderas con suelos nutritivos y ricos en materia orgánica. Su tallo es delgado y crece de forma recta, puediendo alcanzar alturas de hasta cincuenta centímetros.

La floración se da en primavera. Su flor crece de forma solitaria, ésta posee u un centro de colores amarillo y naranja, con seis pétalos de color blanco que alcanzan los 6 centímetros de diámetro. La flor posee un aroma atractivo el cual es aprovechado en algunas especies de narciso para la fabricación de perfumes.

La colecta de la planta se realiza en verano, las partes de interés terapéutico son las flores y el bulbo. Las flores son secadas a la sombra, mientras que los bulbos se pueden emplear frescos, en caso de secarlos se prolonga su vida útil y se pueden emplear por un mayor tiempo.

Propiedades medicinales del narciso

Es importante señalar que tanto este narciso, como otras variedades, posee propiedades tóxicas. Por ello su consumo debe de ser moderado y se recomienda supervisión por parte de un médico o especialista.

  • Los bulbos del narciso son eméticos, lo cual sirve para provocar el vómito.
  • En dosis pequeñas el bulbo se puede emplear como expectorante.
  • Las flores poseen propiedades febrífugas, que ayudan a regular la temperatura corporal en casos de fiebres agudas o intermitentes.
  • Las flores del narciso sirven como antiespasmódico y anticonvulsivo, para prevenir o estabilizar episodios de este tipo.

Cómo usar el narciso

  • Cocción: Se deben hervir 2 gramos del bulbo seco en una taza de agua durante 10 minutos. Se puede tomar esta infusión hasta 3 veces al día.
  • Polvo: Se toman partes iguales de raíz seca y de flor seca y se pulverizan con un molinillo hasta obtener un polvo fino. Se toma una cucharadita de este polvo de 2 a 3 veces al día en casos de convulsiones. Se puede acompañar en una cucharada de miel o en una oblea.
  • Infusión: Se coloca una cucharada de flores secas (15 g) en una taza de agua y se deja hervir durante 10 minutos. Se toman de 2 a 3 cucharadas al día.

Precaución

Recordar que el narciso es una planta tóxica y puede provocar vómitos así como dolores de cabeza en caso de intoxicación. Es recomendable acudir con un experto en el tema o con un médico quien podrá asistir en la dosificación y tratamiento.

También se recomienda utilizar otras plantas que pueden provocar los mismos resultados sin efectos secundarios nocivos para la salud.