Propiedades medicinales del Orégano

Orégano propiedades medicinales y curativas

El orégano, Origanum vulgare, es una planta herbácea aromática la cual suele crecer en zonas soleadas y secas. Se suele usar mucho en la cocina como condimento, aunque también tiene otras propiedades que la vuelven práctica en la medicina.

La planta crece en arbustos de altura baja, alcanzando a lo máximo 45 centímetros de altura. Los tallos son delgados y tienden a encorvarse conforme la planta va creciendo. A la vez que crece, la planta tiende a deshojarse en la parte inferior, dejando los tallos aislados en las partes más bajas.

Las hojas son pequeñas y abundantes con formas irregulares y dentadas, tienen pequeñas vellosidades en el reverso. Es una planta que da inflorescencias de colores blancas y ligeramente rosáceas. La parte de interés medicinal son las sumidades de las flores.

Por otro lado, su uso más común es como condimento, el cual se emplea en una gran variedad de platillos y especialmente en la comida mediterránea. Destacando su uso en la cocina italiana.

La planta se colecta durante la temporada de floración y se seca en la sombra. Se debe de conservar en la sombra en recipientes herméticos para prevenir el contacto con el aire.

Propiedades medicinales del Orégano

  • Antioxidante. Gracias a las abundantes concentraciones de flavonoides y ácidos fenólicos. Su consumo rutinario podría prevenir diversas enfermedades degenerativas.
  • Antiséptico. Fue una de las principales propiedades descubiertas, se suele usar para desinfectar vías respiratorias e infecciones en tracto digestivo.
  • Antitumoral. Propiedad que aún se estudia en laboratorio.
  • Digestivo y Carminativo. Muy útil para casos de meteorismo, es decir, acumulación de gases en los tubos digestivos (flatulencias).
  • Expectorante. Ayuda a descongestionar y desinfectar las vías respiratorias en casos de gripe, tos o bronquitis.
  • También se suele emplear para aminorar los dolores reumáticos y musculares.

Cómo se usa el Orégano

  • Infusión: Se toma una cucharadita de orégano seco y desmenuzado y se vierte en una taza de agua hiriendo. Se deja reposar por 10 minutos. Se debe de tomar una taza durante la comida del día, o bien, después de ella.
  • Polvo: Se toma la planta y flores secas y se muelen hasta obtener un polvo fino. Se toma 1 cucharadita al día, se puede acompañar en miel, mermeladas o una oblea.
  • Tintura: Se maceran 20 gramos de sumidades secas en 80 mililitros de alcohol a 70º. Se tomarán de 40 a 50 gotas dos veces al día. Se pueden verter las gotas en un terrón de azúcar.
  • Vino: Se maceran 50 gramos de sumidades de la flor seca en un litro de vino blanco. Se deja reposar por 12 días y posteriormente se filtra. Se toman de dos a tres copas al día.
  • Esencia. Se obtiene en herbolarios. Se toman de 5 a 6 gotas en un terrón de azúcar. Hacerlo de 2 a 3 veces al día.
  • Baños: Se prepara una infusión con 3 manojos grandes de sumidades y se dejan en 2 litros de agua hirviendo por 10 minutos. Dejarlo reposar durante una hora y después filtrar. Se aplican baños, lavados o en compresas.
  • Cosmética: Se toman 50 mililitros de la infusión mencionada al principio y se añade un litro de agua. Se aplica a la piel para mantenerla fresca y tersa.