Propiedades medicinales del perejil

Propiedades medicinales del perejil

Diurético. Emenagogo. Remineralizante

El perejil, Petroselinum crispum, es una hierba común en la cocina la cual se cultiva alrededor de todo el mundo. Gracias a su facilidad y gran adaptabilidad es una hierba que se cultiva en huertos y en hogares. La planta puede crecer de 15 centímetros hasta 60 centímetros.

El perejil se caracteriza por sus hojas color verde oscuro las cuales se dividen en tres pedazos, siendo el central más alargado y los costados simétricos. Cada fragmento cuenta con formas dentadas irregulares que le dan una característica singular a sus hojas.

Desde tiempo de los griegos ya se conocían propiedades medicinales a esta planta. Galeno (siglo II dC) describiría los efectos benéficos de la planta para eliminar la orina (diurético) propiedad que la caracteriza y la cual se sigue empleando hoy en día.

La floración del perejil sucede hacia el mes de junio. Sus flores son tonalidades amarillas-verdes y se disponen en forma de umbelas. Después de la floración se obtienen los frutos los cuales son pequeños, redondos y poseen un color gris pálido. Es importante esperar la maduración de los frutos para su posterior uso.

Una característica interesante del perejil es su modo de recolección el cual se segmentado a lo largo del año. Las hojas de la planta se colectan antes del mes de junio, justo antes de que comience la floración; por otro lado el fruto se colecta hacia finales de agosto y a lo largo de septiembre; y las raíces finalmente se colectan durante el otoño.

Algo con lo que deberá tenerse mucha precaución es su gran similitud con la cicuta, una hierba común de campo la cual puede llegarse a confundirse con el perejil (cabe señalar que su flor es completamente blanca). La cicuta es una planta altamente tóxica, por lo que es importante asegurarse de que lo se va a consumir es en efecto perejil.

Propiedades terapéuticas

El perejil es una hierba rica en flavonoides como el luteolol, el cual es conocido por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, y el apigenol, y sales de potasio que le confieren propiedades diuréticas.

Su consumo se receta en sus distintas formas para problemas de oliguria (falta de producción de orina) así como por sus efectos diuréticos para aliviar problemas de retención de líquidos. También se puede recomendar para aminorar procesos de hipotensión.

Como mencionábamos, el perejil posee grandes cantidades de sales de potasio, y así mismo otros minerales como hierro, fósforo, calcio y magnesio; además de contener altas concentraciones de las vitaminas A, B y C (hidrosolubles)  lo cual la vuelve un gran tónico, suplemento de hierro y remineralizante.

Como esencia el perejil tiene atractivos efectos aperitivos gracias a la presencia de apiol y misticina. Este se recomienda para aquellas personas que padecen de problemas de lenta digestión, meteorismo, flatulencias y otros problemas de mala digestión.

Los efectos emenagogos del perejil ayudan a regular problemas de menstruación tales como su ausencia (amenorrea) o su irregularidad (dimenorreas). Sin embargo, no se recomienda su consumo durante el embarazo.

Modo de empleo

.- Infusión. Se deben de hervir dos gramos de sus hojas en una taza de agua durante diez minutos. Posteriormente se filtra. La infusión se puede consumir como digestivo después de las comidas.

Se recomienda su consumo dos veces al día para sus distintos efectos.

.- Cocción de raíces. Se tomarán tres gramos de la raíz y cocerán con 250 mL de agua. Cuando el agua comience a hervir se darán cinco minutos, después de los cuales se apagará el fuego y se dejará reposar quince minutos más.

Se emplea del mismo modo que la infusión.