Propiedades medicinales del Saúco

Saúco (Sambucus nigra)

Antipirético. Diurético. Laxante. Purgante.

El saúco, Sambucus nigra, es un tipo arbusto perteneciente a la familia de las Adoxáceas en donde existen un gran conjunto de especies de características similares y también conocidas bajo el nombre de saúco. La planta es muy abundante en el centro y sur de toda Europa, y también se puede encontrar en algunas regiones de Asia y de África del norte.

Por las dimensiones que puede alcanzar este arbusto puede tener la apariencia de incluso un árbol, alcanzando alturas de poco menos de cuatro metros y con tallos notablemente gruesos. Las ramas son de color verde y de consistencia suave, conforme el arbusto crece estas se tornan pardas y se endurecen para conferirle más soporte a la planta.

Florea durante la temporada de verano, sus flores se agrupan en grandes ramilletes en las puntas de las ramas. Sus colores van desde el blanco hasta un leve color crema. Posteriormente arrojan sus frutos, los cuales son pequeñas bayas que tienen coloración negra o azul obscura (algunas especies tienen bayas de colores amarillo o blanco).

El saúco es una planta fácil de encontrar en zonas boscosas y templadas, así como en la cercanía de ríos. De esta planta resulta de interés la corteza externa, las hojas, las flores y también los frutos.

Es importante señalar que es una planta ligeramente tóxica, por lo que estas partes deberán guardarse en un lugar seguro y fuera del alcance de los niños, además de consultar antes de consumir esta planta.

Períodos de recolección del Saúco

  • La corteza (segunda corteza) de desprende por sí sola a lo largo de casi todo el año, desde primavera hasta otoño se puede encontrar La segunda corteza se desprende desde la principios de la primavera hasta finales del otoño.
  • Las hojas del saúco se colectan durante el verano, época en la que crecen rápidamente y se pueden podar fácilmente.
  • Las flores se colectan durante la temporada (de abril a mayo), cuando aún están frescas. Estas se pondrán a secar en la sombra posteriormente.
  • Los frutos se colectan a finales del otoño, una vez que estos han madurado completamente.

Cómo conservar el Saúco

Cada parte de esta planta se conserva de un modo distinto, es importante tener esto en cuenta para garantizar su duración a largo plazo.

La corteza del saúco se deberá secar bajo el solo o en un secadero a una temperatura de aproximadamente 45º C. Una vez seco se guarda en recipientes herméticos para que no tenga contacto con la humedad.

Las flores del saúco se secan en la sombra. Una vez secas tomarán un color blanco ligeramente marrón. Estas se trituran para hacerlas polvo y se guardan en un recipiente en la sombra y en un lugar seco.

Las hojas del saúco sencillamente se cortan y ponen a secar en la sombra. Una vez secas se pueden guardar en bolsas plásticas.

Los frutos se pueden consumir frescos, alternativamente se pueden secar y conservar en recipientes herméticos, a la sombra y sin el contacto con la humedad.

Propiedades medicinales del Saúco

El saúco es una planta con muchos usos medicinales, cada parte de la planta posee distintas propiedades terapéuticas.

La corteza. Posee efectos diuréticos para ayudar en las oligurias, además de servir para prevenir edemas (acumulación de líquidos).

Se recomienda su consumo en casos de gota, retención de líquidos, inflamación en vías urinarias, acumulación de líquidos edematosos, entre otros casos.

Las hojas. Se emplean como laxantes y purgas (por su ligera toxicidad) además de atenuar inflamaciones en el tracto digestivo.

Se recomienda en casos de estreñimiento y como desintoxicante para el hígado. Otras aplicaciones incluyen el tratamiento de quemaduras, aliviar dolores de reumas,  detener sangrados nasales, entre otros.

Aplicado sobre la piel sirve para el tratamiento de inflamaciones como son los abscesos y los forúnculos.

Las flores. Al ingerirse provocan sudoración, que ayuda en estados febriles. Al igual que las hojas sirve como laxante ligero.

Se recomienda para reducir la fiebre, siempre y cuando no haya contraindicaciones.

Los frutos. Esta es la parte más tóxica, por lo que su consumo deberá ser siempre supervisado. Sirve como laxante y como antineurálgico. Posee una gran riqueza de vitaminas variadas.

Cómo usar el Saúco

Decocción de la corteza: Se toma un puñado de corteza y se desmenzua, se pondrá a hervir en un litro y medio de agua a fuego alto. Dejar allí hasta que sólo quede un litro de líquido, se tendrá un líquido de alta concentración.

Tomar a lo largo del día (el litro completo) asistirá en problemas de retención de líquidos, además de depurar el cuerpo.

Vino de corteza: Se pondrá a macerar 100 gramos de la corteza durante cinco días. Se desmenuza la corteza y se ponen en un litro de vino blanco. Se toman de 3 a 4 copas al día.

Tiene un excelente efecto diurético.

Decocción de las hojas: Se toman 30 gramos de hojas secas y se desmenuzan. Poner a hervir éstas en 2 tazas de agua. Se toman de 2 a 3 tazas de esta infusión al día.

Ideal como laxante, en caso de ingerir dosis más elevadas servirá como purgante.

Cocimiento de las hojas: Se desmenuzan 15 gramos de hojas frescas y se hieven en medio litro de agua por 10 minutos. Se toma una taza por la mañana como desintoxicante para el hígado.

Infusión de flores: Se toman 30 gramos de flores secas y se ponen a hervir en un litro de agua. Se dejará reposar esta infusión por media hora. Tomar de 3 a 5 tazas al día como expectorante, para asistir en dolores reumáticos y principalmente como antifebril.

Jarabe de frutos: Se tomarán los frutos maduros y dentro de una tela rígida exprimirlos por torsión (tomar los extremos de la tela e ir apretando). Añadir azúcar al jugo obtenido (para mejorar el sabor amargo) y tomar de 2 a 3 cucharadas al día.

Vino de frutos: Se toman las bayas frescas del saúco y se ponen a hervir en una cantidad del mismo peso de agua. Se dejará hervir durante media hora, se filtra y se exprime el contenido filtrado por torsión (como se hizo para el jarabe).

Se le añade azúcar al gusto y se dejará fermentar por 20 días. Se pueden tomar 2 o 3 tazas de este licor al día.