Propiedades medicinales del tomillo

Propiedades medicinales del tomillo

Antiséptico. Expectorante. Aperitivo

El tomillo más que una sola planta comprende todo un género de matas con características muy similares, de entre todas ellas la más común es la llamada Thymus vulgaris. Se trata de una planta nativa de regiones templadas de Asia, África del Norte y Europa, aunque hoy en día se cultiva alrededor de todo el mundo en donde las condiciones climáticas lo permiten.

El tomillo es una planta pequeña que alcanza hasta unos 40 centímetros de altura. La planta se caracteriza por tener una gran densidad de hojas pequeñas de forma aovada y alargada. Las hojas poseen diminutos hoyos en donde se depositan diminutas gotas de la esencia de la misma planta.

La planta da flores que varían mucho de color dependiendo de la especie pudiendo ser blancas, amarillas o purpuras de diferentes tonalidades. La mayor característica del tomillo es su aroma, el cual es muy distintivo y bastante intenso. El principal componente de su aroma es el llamado timol.

El tomillo tiende diferentes usos tanto medicinales como ornamentales, por lo que es una planta de cultivo doméstico común a lo largo de todos los países del mediterráneo y con climas templados.

Su floración sucede durante la primavera, comenzando en el mes de marzo y abril.

Para el uso medicinal es de especial interés la flor del tomillo, la cual se recolecta hacia abril y mayo. Las flores son puestas a secar en la sombra para así preservar de mejor forma su aroma y propiedades. Una vez que se han secado las flores estas deberán guardarse en bolsas o recipientes herméticos que garanticen su correcta preservación.

Durante los meses de verano se puede hacer otra recolección de acuerdo a la cantidad de flores que haya en el cultivo. Debido a su rápida germinación (2 a 4 semanas) es posible hacer esta segunda colecta a partir de las semillas liberadas durante el mes de abril.

El producto más importante que se obtiene es la esencia del tomillo. Nuevamente este producto variará notablemente dependiendo de la especie, así como la región de donde se obtenga el tomillo, las condiciones de cultivo e incluso su modo de recolección.

La planta en sí posee una rica cantidad de flavonoides y ácidos fenólicos como el ácido cafeico y el romarinico.

Además de la esencia, esta aromática planta contiene flavonoides y determinados ácidos fenólicos como el ácido cafeico (actividad antioxidante) y el ácido rosmarinico.

Propiedades terapéuticas

La esencia de tomillo posee propiedades tonificantes, que da vigor a la piel; aperitivas, que fomentan el apetito; antiséptica, que previene infecciones; espasmolíticos, que alivian contracturas musculares; expectorantes, para la limpieza de las vías respiratorias y antifúngicas que previene infecciones de hongos.
Existe información del uso del tomillo para fines medicinales desde el tiempo de los griegos, quienes lo emplearon para curar heridas en la piel de gran severidad. Hacia la edad media se descubrieron sus diversos beneficios para enfermedades respiratorias como el asma y la disnea.

Actualmente se emplea principalmente para aliviar la tos ferina, auxiliar en inflamaciones crónicas de vías respiratorias (como es el caso del asma). También se puede consumir para aliviar dolores estomacales y problemas digestivas, excelente opción para remediar la diarrea.

Precauciones

Como puede suceder entre algunas plantas aromáticas, existe un pequeño riesgo de desarrollar alergias a su aplicación. Se debe de tener especial cuidado en niños, y se recomienda usar dosis pequeñas especialmente en sus primeras aplicaciones.

Dosis excesivas de tomillo en vías respiratorias puede resultar peligroso y provocar convulsiones

No se recomienda el uso del tomillo de forma prolongada.

Modo de empleo

.- Infusión. Cinco gramos de tomillo son hervidos en una taza de agua. No se deberán de tomar más de tres tazas al día.

Su consumo después de la comida auxilia en problemas digestivos.

.- Esencia. Se emplean cinco gotas hasta tres veces al día. Usarse después de las comidas principales del día.

.- Cocción de uso externo. Se hierven 50 gr en un litro de agua. Se deja hervir por tres minutos.

Se puede aplicar en compresas, en baños o como loción. Ayuda a sanar heridas cutáneas e irritaciones.