Propiedades medicinales toronjil

planta medicinal toronjil

Antiespasmódico. Antiséptico. Aromático. Calmante. Cardioregulador

El toronjil, Melissa officinalis, también conocida con los nombres de melisa, limoncillo, hoja de limón o bálsamo de menta; es una planta medicinal común en toda Europa Central, Norte de África, la región del Mediterráneo y Asia Central. También se le puede encontrar en muchas otras regiones como especie introducida, suele adaptarse muy bien a diversos ambientes y en ocasiones se le puede llegar a considerar como especie invasora de cultivos.

La melisa puede alcanzar alturas de alrededor de 1 metro. Se trata de una planta perena que durante la primavera obtiene brotes tiernos. Los tallos son rectos y poseen una vellosidad ligera. Las hojas son grandes con forma acoplada y también vellosidad en la superficie.

Las flores crecen en la parte superior y emergen de los vastagos de la planta. Suelen agruparse en conjuntos de tres floresillas. La floración se produce desde la primavera y a lo largo de todo el verano.

La característica más importante es su peculiar aroma, que como su nombre común lo sugiere, asemeja al del limón. Las hojas y los brotes de las flores también tienen un sabor semejante al del limón.

Para fines medicinales las partes de interés son las hojas y las sumidades floridas. Estas últimas se colectan junto antes de la floración y deben dejarse secar a la sombra.

Propiedades terapéuticas

El toronjil es una planta medicinal muy conocida. Se han realizado estudios de sus propiedades desde hace muchos siglos y hoy en día se siguen haciendo investigaciones sobre sus propiedades.

Sus propiedades son atribuidas al aceite esencial rico en flavonoides, aldehídos, terpenos y acoholes diversos. También posee diversos taninos y ácidos fenólicos que le confieren el sabor amargo y el aroma de limón. Entre sus propiedades encontramos las siguientes:

  • Antiséptico. Para prevenir infecciones.
  •  Cicatrizante. Favorece una sanación de heridas cutáneas.
  • Tónico. Se ha empleado para reanimar a las personas que han tenido un desmayo.
  • Relajante. Para las personas que sufren de ataques de ansiedad.
  • Cardiotónico. Para relajar las funciones del corazón y prevenir las taquicardias.
  • También se puede utilizar para mejorar la digestión. Aunque se debe de tener cuidado ya que el extracto suele ser muy concentrado y puede provocar efectos adversos.

Su uso también es popular en aromaterapia.

Uso en la gastronomía

El limoncillo se ha usado en diversas gastronomías, principalmente para dar un sabor similar al limón. Su esencia también se ha usado para dar sabor a dulces, y en muchas ocasiones se mezcla con menta en tés.

Modo de uso

– Infusión. Se pueden adquirir infusiones fácilmente en las tiendas. Se prepara a base de las hojas secadas. Se puede tomar una taza después de cada comida.

– Extracto fluido. Acorde a lo que señale el médico, usualmente se diluye en agua.

– Agua de melisa. Se le conoce como agua de Carmen, por una tradición de monjes quienes la preparaban. Se suele endulzar con azúcar o miel.

– Jugo de la planta fresca. Se extra de las hojas y flores frescas, posee un sabor amargo y un aroma fuerte. No se suele utilizar ya que su sabor es demasiado amargo. Este jugo se puede usar para aliviar la comezón de picaduras de insectos.

Investigación hoy en día

El toronjillo sigue siendo una de las plantas más investigadas por la industria farmacéutica. Investigaciones reciente señalan que podría ser un excelente remedio para problemas de ansiedad y otros trastornos psicológicos. Algunos efectos incluyen:

– Combatir el estrés. De acuerdo a este estudio, la administración de Melisa previene los efectos nocivos de pérdida de concentración y memoria causados por el estrés. (Kennedy DO, Little W, Scholey AB (2004). “Attenuation of laboratory-induced stress in humans after acute administration of Melissa officinalis (Lemon Balm)” fuente)

– Trastornos de la tiroides. Este estudio señala que la melisa podría ayudar en el tratamiento del hipotiroidismo y otras enfermedades autonmunes de la tiroides. (Auf’mkolk, M.; Ingbar, J. C.; Kubota, K.; Amir, S. M.; Ingbar, S. H. (1985). “Extracts and Auto-Oxidized Constituents of Certain Plants Inhibit the Receptor-Binding and the Biological Activity of Graves’ Immunoglobulins”. Endocrinology116 fuente)

– Propiedades antioxidativas y antibacteranas. Si bien no destaca en comparación a otras plantas, sigue siendo una línea de investigación.