Propiedades curativas del Malvavisco

El malvavisco, Althaea officinalis, también conocido por los nombres de bismalva y hierba cañamera, es una hierba originaria de Europa y Asia la cual ha sido empleada desde hace mucho tiempo por sus propiedades medicinales.

Los tallos del malvavisco pueden alcanzar alturas de hasta metro y medio, son rectos y tienen un color verde claro. Las hojas tienen tamaños que rondan los 10 centímetros de largo y los 7 centímetros de ancho en su parte más gruesa; éstas poseen pelos blancos cortos y densos en el haz.

Las flores son de color blanco o rosa pálido que se dan de forma aislada alrededor de toda la planta. La flor posee cinco sépalos y cinco pétalos, con una dimensión de hasta 2 centímetros de grueso cada pétalo. Su floración comienza en verano y posteriormente se da un fruto de forma de disco que alcanza los dos centímetros de diámetro por uno y medio de ancho.

El malvavisco se puede encontrar en zonas húmedas o secas siempre y cuando haya cuerpos de agua cercanos. Es resistente a las aguas salinas, por lo que incluso se puede encontrar en zonas costeras.

malvavisco-Althaea officinalis propiedades medicinales

Partes útiles del Malvavisco

Se trata de una planta que se puede aprovechar mucho, resultan de interés terapéutico las raíces, hojas y flores. La colecta se suele hacer a finales del verano antes de que las flores se marchiten por completo.

Período de recolección

Del malvavisco la parte de mayor interés es la raíz, la cual se colecta durante el otoño. Se recomienda sólo extraer la raíz cuando la planta ha alcanzado una edad de por lo menos 2 años. Se podrá identificar una planta de edad a través de una raíz gruesa de entre 1 y 2 centímetros mínimos.

La raíz se pone a secar bajo el sol durante un par de días, debido al rico contenido en agua este proceso se puede demorar. Después se realiza un proceso de cepillado intenso con el cual se elimina la tierra y cualquier animal que pueda haber. Después se raspa la raíz hasta que esta quede de color blanco.

Las hojas se pueden colectar en la primavera o verano; y las flores durante el verano. Ambas son colectadas y puestas a secar en la sombra, para después ser colectadas en recipientes herméticos y en la sombra.

Propiedades medicinales del Malvavisco

Las principales propiedades que se le atribuyen a esta planta son:

  • Antiinflamatorio. Que reduce la inflamación de tejidos.
  • Emoliente. Que ablanda zonas inflamadas y materiales acumulados.
  • Laxante.  Que ayuda en problemas de estreñimiento.

Se puede usar como antiinflamatorio en la piel y mucosas. Se recomienda en casos de gastritis, enteritis, estomatitis y úlcera gastroduodenal.

Por su propiedad emoliente se puede usar para tratar forúnculos y abscesos.

Consumido ejerce una función de laxante suave. También ayuda en afecciones de las vías urinarias.

Se puede usar como expectorante para aliviar tos, resfriados  y problemas más serios como la bronquitis o similares.

Modos de uso del Malvavisco:

  • Infusión de raíz: Se toma una cucharadita de la raíz seca (15 gramos), se desmenuza y se pone a hervir en una taza de agua. Se deja reposar por 10 minutos. Se pueden tomar de 2 a 3 tazas de esta infusión al día.
  • Infusión de hojas: Se toman cuatro gramos de hojas secas de malvavisco por cada taza de agua. Se pone a hervir durante 10 minutos y después se deja reposar. Se toman de 2 a 3 tazas de esta infusión, sus efectos son similares a los de la raíz.
  • Infusión de flores y hojas: Se toma una cucharada (30 g) de flores y hojas y se ponen en una taza de agua hirviendo. Después de un par de minutos se cuela y se endulza la infusión con azúcar o miel, Se deben de tomar de 2 a 3 tazas al día. Esta infusión ayuda a controlar dolores reumáticos y de toses fuertes.
  • Polvo: Se tritura la raíz seca en un mortero hasta que ésta queda reducida a un polvo fino. Se toma de 2 a 3 cucharaditas al día, se puede acompañar en mermeladas, con una cucharada de miel o en una oblea.
  • Jarabe: Se maceran 100 gramos de las raíces secas en un litro de agua. Hacerlo por 24 horas, después se filtra el contenido y se disuelve en 1.5 litros de agua hirviendo (se tendrán 2.5 litros en total). Se le puede añadir azúcar para endulzar. Se toma una copita durante la noche, ayuda a conciliar el sueño y asiste en problemas del aparato respiratorio.
  • Uso externo: Se emplea la infusión de hojas y flores mencionada anteriormente y se aplica en compresas sobre la piel.
  • Uso externo – Decocción: Se toman 30 gramos de raíz seca y se ponen a hervir durante 10 minutos en un litro de agua. Se filtra cuidadosamente. Se emplea para hacer gárgaras, o para hacer lavados con compresas. Ideal para calmar irritaciones en zonas sensibles, problemas de inflamación en encías, garganta y faringe.