Propiedades medicinales cardo corredor

Usos medicinales del cardo corredor

Aperitivo. Diurético. Vulnerario

El cardo corredor Eryngium campestre es una planta herbácea de tipo perene perteneciente a la familia de las Apiaceae, también conocidas como Umbeliferae. Otros nombres por los que se le conoce al cardo corredor incluyen cardo setero, cardo burrero, cardo estrellado, entre otra docena de nombres.

El cardo corredor crece en pequeñas matas que alcanzan hasta los 70 centímetros de altura. Su tallo es recto y posee pocas ramas en la parte inferior, estas por lo general emergen en la segunda mitad del tallo. Las raíces por su parte son abundantes y crecen mucho, logrando alcanzar profundidades de hasta 5 metros.

Las hojas de este tipo de cardo están recubiertas de espinas. Así mismo lo están sus inflorescencias. Las hojas son lisas y puntiagudas, poseen una tonalidad verde parduzca; por su parte las flores son casi esferas de color blanco. Debido a la presencia de espinas se debe de tener cuidado al momento de colectarla.

La floración se da a partir del mes de Junio y se prolonga por todo el verano. El fruto del cardo es similar al de la alcachofa, siendo una pequeña esfera recubierta de escamas rígidas.

El cardo corredor junto con otras variedades es conocido desde hace muchos años y en algunas regiones forma parte de la dieta común. Casi todo el cardo corredor es comestible, posee un sabor similar al de la zanahoria; la única excepción es la raíz, la cual posee un sabor muy amargo.

La parte de interés medicinal es precisamente la raíz, esta se suele colectar después del mes de octubre una vez que la planta ha dado su fruto. La raíz se colecta y se seca a la sombra para después ser almacenada.

Propiedades terapéuticas

La raíz del cardo corredor posee diferentes sustancias de interés tales como taninos, resinas, azúcares. Como muchas otras plantas medicinales, posee un ligero efecto diurético, por lo que se recomienda en casos de acumulación de líquido. También por su contenido nutricional se recomienda para casos de gota (acumulación de ácido úrico).

Posee también propiedades vulnerarias y cicatrizantes que ayudan a sanar heridas en la piel. En diversas regiones de Cataluña se prepara una pomada la cual sirve para tratar las escoceduras en los bebes.

Otros usos menos descritos incluyen como su infusión para tratamiento de la tos y tos seca; además de contrarrestar infecciones en las vías urinarias.

Modo de uso

  • Infusión. Se prepara con la raíz del cardo. Se toma un ligero puñado y se pone a hervir en un litro de agua, se puede añadir azúcar o miel para endulzarlo.
  • Decocción. Se prepara con la raíz seca: se ponen 50 gramos de raíz en un litro de agua y se deja hervir durante 5 minutos. Se toma antes de cada comida.
  • Extracto. Se puede obtener en tiendas homeopáticas, se emplea de acuerdo a las especificaciones del médico.