Propiedades medicinales centaurea áspera

Centaurea Aspera

Aperitivo. Hipoglucemiante.

La Centaurea aspera es una planta originaria del Mediterráneo pero común a lo largo de toda Europa. También es común en Norteamérica, principalmente en la costa noreste. Su aspecto es semejante a otras especies del género Centaurea, y si bien sus propiedades suelen ser similares, siempre se recomienda acudir con un experto que pueda asesorar en el tema.

La centaurea aspera posee tallos son angulosos, con una textura rígida aunque por lo general crece de forma rastrera. Posee hojas abundantes con forma lanceolada. Cada rama suele poseer una cabezuela en su punta, ésta asemeja a una pequeña alcachofa con una cubierta espinosa de la cual emergen las flores.

La centaurea es una planta que se adapta con gran facilidad y se le puede encontrar en todo tipo de terrenos siempre y cuando el clima sea húmedo.

La centaurea se distingue por su peculiar flor de color morado o purpura, la cual se suele ver en primavera; aunque en ocasiones la planta florece durante pleno invierno. Esto le da un aspecto aún más peculiar ya que una flor tan atractiva resulta muy vistosa en la temporada más fría del año. El fruto es un aquenio con una envolutra escamosa de tamaño diminuto.

La colecta se suele hacer después de que la planta ha dado sus flores. Se colecta toda la planta, desde la raíz hasta las hojas, por lo que la colecta se puede realizar en otras temporadas del año si no se prescinde de las flores.

Propiedades terapéuticas

La composición de esta planta ha sido poco estudiada, y mucho de sus usos se conocen por tradición. Se sabe que contiene beta-sitosterol, un compuesto que se emplea en algunos padecimientos de la próstata; cabe señalar que el consumo de la centaurea no ha probado tener efectos en los padecimientos de la próstata. Otras sustancias incluyen son lactonas sesquiterpénicas, una sustancia que puede provocar alergias y ser ligeramente tóxica; por ello el uso de esta planta debe ser bajo supervisión de un médico.

El consumo de esta planta estimula el apetito, mejorar la digestión, y ayuda a bajar los niveles de azúcar en la sangre. Cabe señalar que existen mejores hipoglucemiantes (ver aquí).

Los pacientes con diabetes pueden usar esta planta para controlar sus niveles de azúcar, pero su tratamiento no deberá basarse solamente en esta planta y nunca se deberá hacer sin aprobación de un médico especialista.

Modo de uso

  • Infusión. Se prepara con las hojas y tallos de la planta. 30 Gramos de la planta seca son puestos a hervir en1 litro de agua. El sabor suele ser amargo por lo que se recomienda endulzar con edulcorantes (para no consumir azúcar). Su principal uso es como hipoglucemiante.