Propiedades medicinales cornejo (cornus)

Cornus sanguinea propiedades

Analgésico. Febrífugo. Queratolítico

Se conoce con el nombre de cornejo (o cornus) a un género de árboles que se pueden encontrar en Europa, Asia y Norteamérica. Para fines prácticos, este post hablará sobre el cornejo (Cornus sanguinea) el cual es una especie común alrededor de toda Europa y Asia.

El cornus sanguino es un árbol de porte pequeño aunque puede alcanzar alturas de entre 6 y hasta 8 metros. Las hojas tienen un atractivo color rojizo, son de forma opuesta y alcanzan tamaños de entre 4 y 8 centímetros de largo. En el envés de las hojas uno puede ver marcadas venas, en el haz se pueden apreciar las respectivas depresiones.

El cornejo florea entre mayo y junio, las flores son pequeñas, apenas 10 mm de diámetro, poseen cuatro pétalos blancos y se agrupan en ramilletes abundantes. En otoño se puede colectar el fruto, el cual es una baya de color negro y de apenas unos cuantos milímetros de diámetro. El fruto es comestible pero tiene un sabor amargo. Al igual que muchas otras plantas con bayas, se debe de tener extrema precaución al momento de consumirlas ya que existe el riesgo de consumir el fruto de otra planta, y con ello un potencial riesgo de intoxicación.

El cornejo sanguíneo ha sido usado por el hombre desde tiempos prehistóricos, aunque no precisamente con fines medicinales. La madera de este árbol es sólida y se usaba para fabricar herramientas, hoy en día su madera se sigue usando por su dureza y también por su color rosáceo.

Hoy en día muchos agricultores cultivan cornejos alrededor de otros árboles frutales ya que muchas aves prefieren este tipo de frutos. Este es un método menos nocivo para prevenir el daño de los cultivos. Las semillas contienen diversos aceites y de antaño se empleaba como combustible para lámparas.

También existen propiedades medicinales aunque estas no han sido estudiadas a detalle, a continuación te compartimos lo que se sabe

Propiedades medicinales

Para fines medicinales se han usado las hojas del cornus. Se sabe que contiene resinas, glucósidos y una ligera cantidad de alcaloides. Sus contenidos dan propiedades queratolíticas que reducen la cantidad de queratina. Se cree que estos efectos pueden promover la regeneración de la dermis.

La corteza y los frutos tienen malato de calcio, de antaño se usaba para reducir la fiebre aunque hoy en día este uso es superado por muchos otros remedios.

En diversas zonas de España existía la creencia de que el árbol tenía propiedades antirrábicas, aunque esto nunca ha sido probado. No se debe usar con fines de prevenir o contrarrestar la rabia ya que es una enfermedad seria y se requiere asistencia de personal médico.

Modo de uso

  • Infusión. Se unas 5 gramos de frutos y corteza, se trituran y se hierven en 300 mL de agua.- Se deja enfriar, se filtra con un paño estrecho. Se bebe la infusión para reducir la fiebre. Máximo 2 tazas al día.
  • Decocción. Se emplean 5 gramos de la corteza seca, se trituran y se hierven con 200 mL de agua. Se deja hervir por 5 minutos y después se filtra. Se toman hasta 3 tazas al día para reducir la fiebre.