Propiedades medicinales de la aspérula olorosa

propiedades medicinales de la aspérula olorosa

Antiinflamatorio. Digestivo. Diurético.

La Asperula odorata, conocida con el nombre de aspérula olorosa. Es una planta que pressenta múltiples tallos que crecen unos centímetros debajo de la tierra. No se deben confundir con la raíz, que se encuentra más profunda. A partir de estos tallos surgen otros verticales que son los que se desprenden del suelo y que son de mayor grosor.

Los tallos de la aspérula olorosa tienen varios nudos de los que brotan las hojas, que van de cuatro a diez por nudo. Las flores crecen en la punta de los tallos a partir de mayo, y en julio da su fruto que es de forma globular con varias vellosidades en forma de gancho.

Los frutos se recolectan y se secan al sol para después almacenarse en un lugar seco. Mientras más transcurre el tiempo, más olorosos son sus frutos.

Propiedades terapéuticas

Las hojas y la sumida florida contienen un glucósido que se transforma en cumarina. También contiene sustancias como antraquinonas y monotropósidos que sirven para tratar espasmos intestinales o una digestión lenta.

Además, la aspérula olorosa tiene propiedades diuréticas, por lo que es útil para tratar oligurias y casos de litiasis urinarias. Por último, también se considera un buen sedante e hipnótico, por lo que se puede utilizar en situaciones de estrés, nerviosismo o insomnio.

Modo de uso

  • Infusión. Por cada litro de agua agregar 40 gramos de hojas y sumidad florida. Agregar después de hervida por diez minutos. Filtrarse y tomarse después de las dos comidas principales para facilitar la digestión. En caso de insomnio se puede tomar una taza antes de dormir.
  • Infusión para baño ocular. Por cada litro de agua agregar 15 gramos de hojas y sumidad florida. Agregar después de hervida por quince minutos. Aplicar en los ojos a una temperatura de 30 grados para actuar como antiinflamatorio de párpados y zona ocular.