Propiedades medicinales del arrayán

arrayan

Astringente. Antiséptico. Digestivo

El arrayán es una planta que pertenece a la familia de las mirtáceas. Se le conoce también como mirto o murta. Su nombre científico es Myrtus communis.  El arrayán crece en forma de arbusto, alcanzando una altura de 3 a 5 metros y crece principalmente en la región mediterránea.

La planta se caracteriza por  dar una flor de cinco pétalos blancos con múltiples estambres y sus hojas perennes que están dispuestas de dos en dos en cada nudo. Suele crecer en valles o laderas de tierra húmeda. Su fruto crece en bayas y es de color azul oscuro, con un tamaño de 1 centímetro de diámetro.

En la Grecia clásica era utilizada como decoración en coronas para ritos nupciales, y de modo similar era empleado por los romanos. Otros escritos revelan que también se utilizaban para ritos funerarios. Estos escritos demuestran su uso como planta decorativa.

El arrayán florece entre junio y agosto. Sin embargo, lo que se aprovecha de la planta son sus hojas que contienen tanino, resina y un aceite especial. Este aceite aromático y de color entre amarillo y verde contiene compuestos como pineneo, cineol, dipenteno, mirtol y mirtenol.

Propiedades terapéuticas

El aceite del arrayán puede ser utilizado como antiséptico o antibiótico. En ocasiones sus propiedades son comparadas con las de la penicilina. Por sus propiedades expectorantes también puede ser utilizado para limpiar secreciones bronquiales. También se puede emplear como digestivo e incluso como sedante.

Se debe tener precaución al momento de administrar esta sustancia a los niños, pues puede generar reacciones alérgicas.

Modo de uso

  • Decocción. Se deben hervir 20 gramos de hojas de arrayán por cada litro de agua durante 5 minutos. Se filtran las hojas y el líquido se mezcla con miel. Se toman seis cucharadas al día hasta que desaparezca la inflamación bronquial.
  • Infusión. Se prepara con una cucharada de café por taza. Por cada litro de agua se añaden 15 gramos de hojas de arrayán.
  • Esencia. De una a dos gotas tres veces al día, antes de las principales comidas.

Recuérdese que se pueden tener reacciones alérgicas a esta planta.