Propiedades medicinales del limón (limonero)

Propiedades medicinales del limónAntiséptico. Carminativo. Diurético.

Se conoce como limonero a una gran variedad de árboles frutales cuyo fruto es precisamente el limón. Se trata de una de las plantas frutales de mayor interés en la agricultura mundial, y su fruto es parte fundamental de la dieta de muchos.

Los limoneros son árboles perenes que suelen medir de 2 a 3 metros de altura, pudiendo alcanzar los 4 metros en algunas variedades. Su tronco son gruesos, de los cuales se desprenden ramas frondosas de color verde.

Existen dos variantes de limones que se suelen cultivar, el limón dulce y el limón amargo. El primero de estos es de mayor tamaño, y posee una corteza gruesa y rugosa; mientras que la variedad dulce posee cáscaras verdes finas y lisas. Ambos frutos son empleados en la cocina y poseen interesantes beneficios tanto nutricionales como medicinales.

La flor del limonero, conocida como azahar, es de pétalos gruesos y colores que van desde el blanco al rosáceo. Los frutos del limonero se colectan a partir de octubre y hasta finales de febrero, aunque en algunas especies la colecta de fruta es de primavera a verano.

La parte de mayor interés en sus diferentes ámbitos es el fruto, el cual es especialmente apreciado por su pulpa, aunque también se le pueden dar usos a la cáscara. De la corteza de la fruta se puede obtener la esencia del limón, por cada kilo de limones se puede obtener unos 3 gramos de esencia (de la cáscara).

La esencia posee distintos compuestos que otorgan su olor y aportan propiedades curativas como el limoneno, el felandreno, el citral y el citronelal, entre otras sustancias de gran importancia. También es importante señala que el limón es reconocido por sus grandes aportes de vitamina C, junto con otros ácidos beneficiosos como el ácido málico, diversos flavonoides y un gran aporte de azúcares.

Propiedades terapéuticas

El limón fue una fruta de gran importancia durante la edad media, se empleaba como antiescorbútico, incluso antes de que se conocieran las vitaminas y su importancia en la dieta.

La esencia del limón tiene diversos efectos, tanto carminativos, para facilitar la salida de gases en el tracto digestivo; antiséptico, por su bajo nivel de pH; y diurético, para auxiliar en los problemas de retención de líquidos y similares.

Así mismo el limón (y su esencia) posee efectos venotónicos y vasoregenerativos que permiten la mejora de las paredes de los vasos sanguíneos y mejorar sus funciones de contracción y dilatación sin que se lesionen, previniendo así hemorragias espontáneas.

La pectina, componente de gran importancia, es conocida por sus efectos hemostáticos, que ayudan a controlar y prevenir hemorragias. La pectina sirve como protector de los tractos gastrointestinales, y ayuda a depurar al organismo de sustancias nocivas. Algunos señalan que sus efectos son muy similares a los de la fibra.

Aplicado de forma tópica (sobre la piel) tiene efectos antisépticos y astringentes que permiten curar heridas de forma rápida y prevenir infecciones de todo tipo.

Su administración debe ser con cuidado debido a la posibilidad de tener reacciones alérgicas, especialmente en caso de niños.

Modo de empleo

.- Esencia. Se administran de 3 a 4 gotas por dosis. Se puede consumir de dos a tres veces al día, en ocasiones sobre un terrón de azúcar para reducir el sabor amargo/ácido.

.- Infusión. Se emplea la corteza de tres limones. Esta se corta y poner a hervir en un litro de agua. La infusión se toma hasta tres veces al día, acompañada de algo de azúcar para rebajar el sabor amargo.

.- Jugo de limón. Uno de los usos más comunes y fáciles de consumir. Se puede preparar de forma doméstica de forma fácil, se suele consumir de esta forma en las comidas. Se suele endulzar con azúcar o edulcorantes.

.- Colutorio. Se exprime uno o dos limones en un vaso de agua y se agita. Se emplea el colutorio para hacer enjuagues bucales después de lavarse los dientes.